Crítica de UN ILUSTRE DESCONOCIDO.

104!!! (3-OCT-2015)

UN ILUSTRE DESCONOCIDO (Un Illustre Inconnu)

Un-illustre-inconnu

¿En qué consiste la búsqueda de uno mismo? ¿Cuál es el verdadero yo? ¿Somos lo que somos, o somos quienes escogemos ser? Esas interesantes cuestiones y más, son lo que aborda esta apasionante historia parece coronarse como la mejor película de las siete que Cinepolis está proyectando en su 19vo Tour de Cine Francés.

Sebastien Nicolas (Mathieu Kassovitz) como profesionista es un excelente agente de bienes y raíces, pero en lo personal, es un hombre solitario y gris. Ni siquiera su familia parece comprenderlo, su único confidente es el padre de su parroquia, quien parece ser el único que conoce su secreto: Sebastien es un experto de la imitación, ama el robar las personalidades de otras personas, “sólo así me siento vivo” le confiesa al padre.

 

Mientras Sebastien les da el mejor servicio a sus clientes, ellos sin saberlo lo alimentan con una amplia gama de detalles; su voz, la línea de su cabello, sus arrugas, su ropa, su manera de moverse. Siempre vigilándolos, Sebastien aprovecha cuando sus clientes no están, para introducirse a sus casas y transformarse en ellos; de pronto esa ausencia de personalidad se transforma en carácter, risas, en un disfrute por los detalle de las cosas más simples, como el mismo Sebastien diría “solo así cobro vida”.

Cuando Sebastien empieza a adoptar la personalidad de su famoso cliente, el señor Herni de Montalte (quien también es brillantemente interpretado por Mathieu Kassovitz), un excéntrico y malhumorado violinista retirado; Se involucra en la situación menos pensada, se cruza con la ex-amante del Sr.Henri quien le revela que tiene un hijo de 11 años.

1439844841

La película es atrapante porque deja en claro su temática, “somos lo que somos”  dicen en una de las líneas de la película, y en efecto; No nos cuestionamos el hecho de que Sebastien haga mal al adoptar las vidas de otros, porque aquí el punto es dejarnos en claro que es su naturaleza ser así. Cuando Vincent, el hijo del Sr. Montalte entra a escena, tambalea el mundo de nuestro protagonista, aunque él no es el padre biológico siente el compromiso ajeno de responder, y en el fondo desea asumirlo como si lo fuera. Al tomar el rol de Henri de Montalte, Sebastien empieza a transformarse en esa “mejor persona” que siempre aspiro ser.

Como espectador tiene ciertos detalles inverosímiles que pueden ser obvios a simple vista, pero el contexto en el que se mueve la historia es tan atractivo que nos hace enfocarnos en eso y no tanto en lo plausible de los hechos; como espectador empiezas a desear que todo le salga bien a Sebastien y que se convierta en aquella persona que ha decidido ser.

un_illustre_inconnu_0636

Un Ilustre Desconocido tiene un ritmo envolvente y fluido, en gran medida ayudado por un protagonista que nos gusta y nos cautiva desde el principio, y Mathieu Kassovitz es sin lugar a dudas es la estrella de esta película, quien en todo momento nos asombra con sus múltiples personajes.   La historia jamás nos sitúa en la línea de lo moral; más bien nos hace preguntarnos ¿Qué es, ser uno mismo?

Calificación: 4.5/5.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s