Crítica: ¿Qué Culpa Tiene el Niño?

queculpacollage¿Qué Culpa Tiene el Niño?, es la nueva comedia romántica mexicana, donde de nueva cuenta vemos una fórmula que ya se ha realizado en el cine americano, mas concretamente, Ligeramente Embarazada, y aunque tal vez esta cinta al final toma un rumbo distinto, la premisa sigue siendo la misma pero con un resultados totalmente distintos. Una mujer guapa, de sociedad y con un prominente futuro, ve truncado sus planes cuando después de una boda, donde las cosas se salen de control, resulta embarazada de un hombre que no sólo es menor que ella, aparte es de un estrato social bajo y a diferencia de ella no tiene ningún plan concreto con su vida, y de ahí en adelante, la fórmula sigue de alguna manera la misma línea de siempre, donde unidos por un evento que estuvo fuera de sus manos, estas dos personas tendrán que acoplarse a este nuevo estilo de vida que poco a poco hará que uno se enamore del otro.

Lo que me parece mas gracioso de todo esto es, que aunque como sociedad nos avergonzamos de los melodramas y las televisoras que predominan los canales de televisión abierta, ya que los culpamos en gran parte del estado en el que se encuentra nuestro país, al final del día son estos melodramas disfrazados de comedias románticas y repletos de actores que trabajan en esas telenovelas que tanto se satanizan, las que hacen grandes cantidades de dinero en la salas de México, es decir, ¿no se vuelve un poco hipócrita todo esta bandera de que estamos en contra de este género que sólo idiotiza a las amas de casa?, o sólo por que está es en pantalla grade y nos ponen a una “actriz “que esta de moda de protagonista, pasamos por alto que estas producciones son exactamente el género acuñado como “pelínovela”, por que es exactamente donde cae esta cinta y tristemente de igual forma los dos grandes éxitos del 2015; A La Mala y la infame Cásese Quien Pueda. Aunque ¿Qué Culpa Tiene el Niño?  es la más rescatable de esta penosa trilogía, si nos da un triste panorama de lo que sigue en los siguientes años para el cine comercial mexicano.

 

LO BUENO:

Algo que se aplaude en esta nueva entrega del famoso nuevo género del cine mexicano, es que el estándar de calidad que maneja, es una película bien fotografiada y en general visualmente es agradable.

El punto más destacable de esta película y tal vez lo que la salva, es su protagonista, Karla Souza; una actriz que además de retratar muy bien en pantalla realmente es una mujer con mucho carisma y que puede hacer brillar hasta el diálogo mas burdo,  puede completamente con el peso de protagonista, y hace que te interese la trama aunque sepas completamente por donde va y  como termina, lo cual es ya un logro para ella, que sí puede aprovecharlo en proyectos más arriesgados, puede darle otro giro a su carrera fuera de las comedias románticas.

Otra cosa que no se puede negar de esta cinta es que esta bien estructurada, mas allá de los clichés, exageraciones y su estructura melodramática, es una película con ritmo fluido que te integra a la trama desde el primer momento, eso junto a su protagonista crean un producto efectivo si lo que buscas es un rato entretenido en el cine.

LO MALO:

El otro lado de la moneda, es como su protagonista femenina es lo mejor de esta película y lo más rescatable, su protagonista masculino se siente fuera de lugar, nunca logra entrar en esta dinámica de farsa que manejan en el mundo donde su personaje se desarrolla, donde los pobres son caricaturizados, él no logra encajar totalmente en el tono de los personajes que lo rodean y en general se siente como un personaje bastante pasivo y apagado a lo largo de la trama, no sé, si se deba al brillo de la protagonista o que simplemente el actor no puede dar el ancho dentro de la historia.

Como mencioné antes, una de las cosas que más me molestaron de esta cinta,  fueron los diferentes tonos de comedia que maneja la cinta, mientras el de la clase alta, es un tono mas natural, ácido, rayando en lo cínico y correcto, los pobres son una farsa total, están en caricatura, el personaje de la madre del protagonista, personificado por la actriz y comediante Mara Escalante, es totalmente estridente y fuera de la realidad, en sí, se retrata a los pobres, como gente con mal gusto, ignorante e inferiores a los ricos, dando de nuevo este tono melodramático que hace que la película se sienta mas como un cuento, que como una situación que pudiera darse en la realidad que vivimos que de paso a la comedia por el choque de clases y de intereses de los protagonistas, cosa que si sucedía es su símil americano y que dio paso a una comedia inteligente y refrescante dentro del género en su momento, digo si ya iban a copiar, lo hubieran hecho también con las virtudes de aquella cinta.

EN CONCLUSIÓN:

No puedo negar que la película me mantuvo entretenido la mayor parte del tiempo, aunque para ser una comedia romántica su duración de casi dos horas, sobrepasa el limite que el género puede soportar, y se puede llegar a sentir como un gran número de sketches metidos a fuerza, con el fin de hacer reír al público, sin importarles realmente el contar algo con la historia. También debo agregar que comparada con las otras comedias románticas que hemos visto en los últimos años en México, si es una mejoría visible, sin embargo y aún de la protagonista, esta es una película que sólo demuestra el poco rigor y exigencia de público mexicano, y como para nuestra desgracia el género del melodrama sigue siendo del agrado del groso del publico consumista en nuestro país, al final de su corrida en cines ¿Qué Culpa Tiene El Niño? será al menos la quinta película más taquillera de la historia dentro del cine mexicano, por lo cual debo advertirles que se avecinan muchas mas comedias de este estilo en los próximos años.

 

5/10

Anuncios

2 comentarios en “Crítica: ¿Qué Culpa Tiene el Niño?

  1. Coincido contigo, una bonita fabula en la tradición del melodrama mexicano (y latinoamericano por extensión), sustentada en chistes fáciles sobre las diferencias sociales, y un par de buenas actuaciones. Pero si la pones en la misma liga de las comedias románticas estadounidenses de Sandler/Heigl/Amy Adams/Vaughn sale bastante favorecida por la creatividad y el toque idiosincrático tan nuestro. Estoy de acuerdo en que no pierde ritmo y cae en baches y la fotografía no es mala, curiosamente presentando el mundo de los ricos como sombrío y claustrofóbico y el de los pobres luminoso y colorido

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s