Crítica de BUSCANDO A DORY

BUSCANDO A DORY (FINDING DORY)

Finding-Dory-Pic

…y entonces llego Pixar para recordarle a Hollywood cómo se debe hacer una secuela.

Si lo pensamos detenidamente, Buscando a Dory es una de esas películas que nadie necesitaba, sin embargo la historia está contada con una familiaridad y cohesión tan rica que se siente justificable que exista. Andrew Stanton inicia la película mostrándonos a una pequeña Dory recibiendo constantes lecciones y advertencias de sus padres para sobrevivir en el inmenso mar, cuando de pronto vemos que la infanta pececita se ha perdido y no encuentra a sus padres.

De secuencia pequeña en secuencia pequeña, vemos como el paso el tiempo transforma a una Dory niña en una Dory adulta. Tan solo le toma cinco minutos a Andrew Stanton conectar a este filme con Buscando a Nemo, es una especie de prólogo que me recuerda mucho a la segunda película de Superman (1980) la cual conectaba los eventos iniciales del primer filme con la nueva película, haciendo que la trama adquiriera una razón de ser, como una progresión o expansión natural de la historia original.

Recuerdo que los avances para Buscando a Dory nunca me llamaron la atención, y es que desde que inició esta década, Pixar sólo había hecho una muy buena secuela (Toy Story 3), y otras dos…“decentes”  (Cars 2 y Monsters University). Tenía razones de sobra para pensar que Buscando a Dory no era tan buena idea, afortunadamente en los momentos de mayor necesidad Pixar ha sabido responder, Buscando a Dory no sólo es una buena película para el estudio, es una de las mejores películas animadas en general.

LO BUENO:

2aa5b_image-3

 

ES UNA SECUELA CON IDENTIDAD PROPIA; Aunque la estructura de esta película es muy similar a la de Buscando a Nemo, la dinámica entre ambas difiere bastante.  Esta aventura la vivimos a través de los ojos de una hija perdida, cosa muy diferente a su predecesora que tenía su enfoque en el proceso de un padre buscando a su hijo.  Aunque la búsqueda de la familia y el aprender a dejar a confiar, siempre ha sido la piedra angular de estas películas, aquí encuentra un enfoque fresco al contarse de una manera opuesta a la original.

DORY ES UNA GRAN PROTAGONISTA; Desde el primer filme supimos que Dory era un personaje muchísimo más entrañable que el quejumbroso de Marlín. Sin embargo en aquella ocasión, el viaje emocional lo realizo Marlín, y Dory sólo actuó como la contraparte cómica.  Hay veces que a las contrapartes cómicas como el Gato con Botas o Los Minions se les da su propio filme, y al final el resultado es que no brillan igual, no son capaces de cargar con la película.  Afortunadamente, Dory tiene un pasado que la vuelve aún más interesante, y su propósito es tan noble y básico que es imposible no simpatizar con ella. El hecho de que un personaje tan cómico y conmovedor a la vez sea el centro de esta historia, hace que la película adquiera una energía contagiosa para el público.

FINDING DORY

ES UNA HISTORIA FLUIDA Y EMOCIONANTE; El truco de todo, está en vender sensaciones, y Buscando a Dory es un ejemplo de esto. La película nos muestra una trama compleja que jamás llega a sentirse complicada, la escala del escenario en donde toma lugar la aventura es más pequeña que su predecesora, y aun así la búsqueda se siente más épica y nostálgica que en Nemo.

 

PERSONAJES SECUNDARIOS MEMORABLES; ¿Qué sería de una película sin personajes memorables? fuera de Intensa-Mente no recuerdo cuando fue la última vez que Pixar introdujo a tantos personajes secundarios que se robaran la cámara. Desde un par de leones marinos que sueñan felices por dormir en una roca, hasta una ballena miope llamada Destiny, creo que la cereza del pastel es Hank, un pulpo gruñón de siete tentáculos que a pesar de su amargura siempre está ahí para salvar el día.

finding-dory-civil-war-box-office

UNA ANIMACIÓN HERMOSA; Hace 8 meses había dicho que Un Gran Dinosaurio era probablemente la película animada más impresionante a nivel visual. Pues hoy me retracto y digo que tenemos una nueva campeona. Hiperrealista, colorida y deslumbrante, Buscando a Dory es una proeza para la animación que en combinación con la música de Thomas Newman,  literalmente nos quedamos hipnotizados ante la majestuosidad del mar.

SIMPLEMENTE Y SENCILLAMENTE ES DIVERTIDA; Buscando a Dory es inmensamente amena y divertida, de un inicio sereno a un insólito final, los noventa minutos de duración se pasan en un cerrar de ojos, no sé si sea la más breve de Pixar en un buen rato, pero al menos da la impresión de serlo.

LO MALO:

LA CONVENIENTE PÉRDIDA DE MEMORIA DE DORY; No, no me quejo de que Dory pierda la memoria a cada rato, ese es el rasgo que identifica a ese personaje. Pero siento que el hecho de que recordara a sus padres de la nada, fue un movimiento muy forzado, muy a pesar de hubo buenos intentos para justificar ese momento. Aun así, es una ligera queja que no me arruino el resto de la película.

CONCLUSIÓN:

Pixar Post Finding Dory Becky

Esto es como el viejo y clásico Pixar, ese al que todo le salía bien con sólo narrar una muy buena y divertida historia. Buscando a Dory es tan buena, que es la aventura más frenética y divertida que hemos visto este año.

Calificación: 4.5/5.0

PD.- Como es costumbre, siempre hay un cortometraje antes de la película, el de Buscando a Dory se llama Piper: Esperando la Marea, y simplemente Wow!Desde hace mucho tiempo he pensado que Pixar debería hacer un largometraje acerca de aves, esto sólo lo confirma, esta buenísimo.

Si te gustó este artículo, comenta o compártelo en tus redes sociales.

Anuncios

2 comentarios en “Crítica de BUSCANDO A DORY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s