Crítica de Batman: The Killing Joke

BATMAN: THE KILLING JOKE

killingjoke-joker-glass-hat.jpg

 

Cuando tenía 14 años leí “The Killing Joke”, la novela gráfica de Alan Moore y Brian Bolland por primera vez. Me pareció una obra extremadamente violenta y extraña; jamás había visto de esa forma a Batman. Para mí Batman todavía era la figura oscura pero apta para menores que conocía de las películas de Tim Burton y de la serie animada de los 90s –que sigue siendo la mejor adaptación de Batman a la fecha-. The Killing Joke era diferente, contenía sangre, tortura, homicidios al por mayor y una sexualidad a la cual no estaba acostumbrado. Pero eso no era lo que más me intrigaba.

Lo fuerte de esta novela era que por primera vez veía a Batman odiando de verdad a otra persona. La historia no se trataba del Guasón tratando de hacerse rico u obtener poder, se trataba de quebrar al murciélago y sus amigos a tal punto de dejarlos igual de loco que él. Eso es lo que más me daba miedo.

Es 2016 y finalmente llega The Killing Joke hecho película. Dirigida por Sam Liu (Batman: Year One; Planet Hulk), escrita por Brian Azzarello (escitor de la genial novela gráfica, Joker) y protagonizada por Kevin Conroy y Mark Hamill en el papel de Batman y Joker, respectivamente (quienes tienen actuando esos papeles por más de 20 años). Nos encontramos con una adaptación de casi cuadro por cuadro del trabajo original con un prólogo de 30 minutos protagonizado por Barbara Gordon, alias Batichica, quien es un personaje secundario e importante en la novela original.

La novela gráfica es tremenda y el talento detrás del filme es de primer nivel, entonces, ¿nos encontramos con una gran película animada?

No, la realidad es que no.

Batgirl-The-Killing-Joke

LO BUENO:

MARK HAMILL Y KEVIN CONROY:

The Killing Joke tiene de las mejores actuaciones de voz de todos los tiempos en una película. Así de sencillo. Estamos viendo a los actores que mejor conocen al Joker y a Batman (incluso más que cualquier actor de live action como Ben Affleck o Heath Ledger) en la historia más personal que existe de estos personajes juntos. No hay tapujos o máscaras, puro sentimiento expuesto.

El odio que se tienen los personajes es perfectamente capturado por estos dos actorazos, con la voz fuerte de Conroy representando a un Batman que está harto y confundido del conflicto aparentemente perpetuo que tiene con el Príncipe Payaso del Crímen; Conroy encapsula perfectamente la desesperación por encontrar al némesis que tanto le ha quitado a través del tiempo. Por otro lado, Hamill da la que es probablemente su mejor actuación a la fecha, demostrando a un Guasón que ha sufrido tanto que ya no divierte, sólo odia, asusta, mata y viola a su paso. Es la maldad pura, Hamill lo sabe y no lo esconde.

Batman-The-Killing-Joke-Animated-4-1280x707

LA SEGUNDA MITAD; ES DECIR, THE KILLING JOKE:

Vale la pena decir que soy un gran fanático de Alan Moore: su discurso existencialista que lo convirtió en una superestrella con Watchmen y V de Venganza fue transferido a The Killing Joke de una manera corta y mesurada; en esta ocasión lo hace con Batman y Joker que son de mis personajes favoritos. La obra original es casi perfecta, y está adaptada fielmente en esta película.

Estamos viendo a personajes que se odian más que a nada, y que de una u otra manera, existen gracias al otro (Batman porque busca erradicar el crimen representado por el payaso y el Joker porque Batman es el Yin de su Yang, y no tiene razón de existir sin él; aparte que en esta adaptación Batman es un factor importante para la creación del Guasón). Junto con Batman: Arkham Knight y  Batman: el Caballero de la Noche, The Killing Joke es la mejor representación del conflicto de Joker y Batman, vemos dos opuestos perfectos que se preguntan cuánto más podrán seguir viviendo en el ciclo vicioso en el que están desde que se conocieron. Es una obra tremenda y por fin podemos verla en pantalla.

LO MALO:

LA PRIMERA MITAD ES SEXISTA E INNECESARIA: Barbara Gordon es de los personajes más interesantes del mundo de Batman. Es una chica inteligente, empoderada, bella y ruda. En esta película vemos todo menos eso. La Barbara que vemos en el prólogo de 30 minutos es una mujer controlada e influenciada por todos los hombres a su alrededor. Una chica que tiene el potencial de hacer cosas grandiosas, pero que aun así lo que más le interesa es tener novio. Una Barbara que por alguna razón loca y sin sentido está enamorada de Batman. Su mayor conflicto en esos 30 minutos tiene más que ver con ser feliz al lado de un hombre que combatir el crimen. Parece más comedia romántica (con todo y el amigo gay) que una historia de la mujer fuerte y astuta que en verdad es. Es triste y enfurecedor ver una historia que claramente se preparó para darle más fuerza al personaje de Batichica para los eventos traumáticos que sufrirá en la segunda parte convertirse en un desorden machista desenfocado. Creo que en estos casos se le debe de dar el rol de escribir estas historias a una escritora que entienda cómo funcionan las mujeres, no a un tipo que piensa que las mujeres logran su éxito gracias a lo que un hombre puede hacer por ella.

1.png

No sólo eso, como el prólogo está unido con The Killing Joke, cuando pasamos de una historia a la otra no hay continuidad y existen ciertas cosas de la primera media hora que invariablemente afectan la percepción de la segunda.

LA ANIMACIÓN:

En sí no es mala, de hecho captura bastante bien el estilo que Brian Azzarello inmortalizó en la novela gráfica, el único asunto es que a veces se ve barata y tiesa, como si les hubiera faltado tiempo y dinero para dejarla lista. De una u otra manera es entendible, a final de cuentas las películas de DC Animation son hechas para Blu-Ray y VOD; pero se hubiera antojado ver más producción a un producto al cual le metieron tanto marketing y que incluso salió en el cine. Es más, si hubieran cortado esos primeros 30 minutos innecesarios y hubieran invertido ese dinero en The Killing Joke, tendríamos no sólo una animación fiel a la novela, sino aparte bastante impactante visualmente.

BTKJ066067.jpg

LAS ESCENAS QUE SE INTEGRARON A LA HISTORIA ORIGINAL:

No puedo entrar mucho a detalle aquí para no spoilear, pero hay ciertas inclusiones de índole sexual en la película que no estaban en la novela y que son completamente innecesarias, aumentando el machismo que ya habíamos visto en el prólogo. Bastante triste.

CONCLUSION:

Batman: The Killing Joke es un experimento fallido, un prólogo sexista e innecesario hacen que la película vista como un todo sea bastante mediocre. Lo bueno es que la obra original sigue siendo tan perfecta y relevante como en 1988. Adelanta esos primeros 30 minutos y disfruta de una de las mejores historias de Batman sin tener que preocuparte por los actos misóginos que mostraron los creadores de este filme en el prólogo. Lo vale.

Calificación: 2.5/5.0

Anuncios

Un comentario en “Crítica de Batman: The Killing Joke

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s