Crítica de CUANDO LAS LUCES SE APAGAN (LIGHTS OUT).

CUANDO LAS LUCES SE APAGAN (LIGHTS OUT).

lightsout1280jpg-19acd6_1280w

La oscuridad probablemente ha de ser el miedo más recurrente en el ser humano, uno que se remonta al principio más básico: el miedo a lo desconocido.

Cuando Las Luces Se Apagan es de esos filmes con una trama sencilla y rápida, pero muy efectiva, se presenta como de esas opciones perfectas para un maratón sabatino en donde la lluvia y la noche llena de relámpagos nos ponen a modo para una dosis de palomitas, cerveza y sustos.

La película nos cuenta la historia de Rebecca (Teresa Palmer), una chica independiente que regresa a casa para auxiliar a su hermano pequeño quien tiene que lidiar con un espíritu violento que tiene una fuerte conexión con su madre.  Este filme está basado un excelente cortometraje del mismo nombre, y para fortuna nuestra conserva el espíritu del material original.

LO BUENO:

ES UNA HISTORIA PEQUEÑA PERO PERSONAL: Cuando Las Luces Se Apagan es una producción modesta de apenas $5 millones de dólares, y eso se nota en la escala de la historia, una que apenas incluye a cuatro personajes recurrentes,  pero no se confundan, eso no es ningún obstáculo a la hora de cautivarnos. Una madre sumida en una profunda depresión, una hija rebelde con problemas del pasado, un joven bonachón enamorado de la chica, y el hijo pequeño que sufre de insomnio por el constante acoso del espíritu que reside en la oscuridad son efectivos a la hora de crear una historia escalofriante, el director es consciente de que calidad es mejor que cantidad.

lo-00228

ES SUSPENSO CLÁSICO Y EFECTIVO; ¿Quién de niño jamás temió a los misterios que acechaban en la oscuridad? La imaginación es nuestro mayor aliado, pero también nuestro más temible enemigo. El perchero de la ropa, la silla de la esquina o un closet a medio abrir en la noche pueden ser más aterradores que el monstruo más feroz que hayamos visto. La imaginación no tiene límites, le tememos a lo que puede ocurrir no a lo que está ocurriendo, bajo esa premisa esta historia goza de un principio fabuloso.

ES UNA METÁFORA DE LAS ENFERMEDADES MENTALES; Hay quienes prefieren una historia de horror entretenida, y hay quienes prefieren una historia llena de tintes psicológicos para debatirse, ¿quién dice que ambos estilos no pueden converger en una sola película? Si bien esta es una historia que se siente extremadamente entretenida por su enfoque tan directo, también se le aplaude su sutileza a la hora de ser una metáfora. Muy al estilo de El Babadook, esta es una historia que nos muestra que tan toxica y desgastante puede ser una enfermedad mental para la familia de la víctima.

LO MALO:

lo-fp-064r

ES PREDECIBLE; A diferencia de otros filmes de horror que se quedan en tu conciencia al momento de rodar los créditos. Cuando Las Luces Se Apagan es un poco más simple, aunque es efectiva, gran parte de su efectividad se basa en los sustos repentinos, y estos aunque son genuinos en su mayor parte son cosas que uno puede predecir de lejos.

CONCLUSIÓN:

Terror palomero y efectivo, Cuando Las Luces Se Apagan es un pequeño viaje de 80 minutos cargado de suspenso, que nos recuerda que porqué la oscuridad era tan aterradora cuando éramos niños.

Calificación: 3.5/5.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s