Cineducándote: El Cine como medio para la educación

“Actualmente, la creatividad es tan importante en la educación como la alfabetización,

y deberíamos de tratarla con el mismo estatus”

Sir Ken Robinson, educador, escritor y conferencista británico.

El arte es algo curioso: tiene muchas disciplinas diferentes y cada una de ellas tiene decenas de géneros distintos; a eso se le puede sumar que cada expresión artística se aprecia de manera diferente; nuestros sentidos se tienen que adaptar de manera distinta al ver una pintura y al escuchar música, y el lienzo de cada artista es distinto también, por mencionar unos ejemplos: el del escultor es una roca sin forma, el del músico un pentagrama, el del escritor una hoja en blanco y el del cineasta una cámara que capta lo que tenga enfrente.

Lakeside-Cinema-film01

Es por eso que el cine es maravilloso, pues no sólo es fotografía en movimiento. El cine es actuación, danza, música, letras, escultura, fotografía, diseño de vestuario y mucho más. Tiene el potencial de contar la historia que gustemos utilizando todos los recursos que tengamos a la mano. En una película no sólo trabaja el camarógrafo: trabajan cientos de personas que cubren decenas de disciplinas artísticas para unirse en obtener un resultado final, la visión del Director.

Del lado del espectador se crea una inteligencia colectiva masiva; los cinéfilos ríen y lloran en unísono al ver sus historias favoritas puestas en pantalla como si hubieran sido hechas a la medida para ellos, como si sus aspiraciones, miedos, logros y frustraciones hubieran aparecido en pantalla para enseñarles acerca de la vida misma. Y aquí no hablo de los escapismos hollywoodenses, de las películas a las que me refiero son esas que se encuentran en una sala que contiene menos de diez espectadores cuando en las salas contiguas se enseña ruido y destrucción sin sentido que sólo ayuda para escapar de la vida cotidiana, pero que no aporta un valor agregado para la vida misma. Estoy hablando de esas películas que toman un tema en específico y lo exploran de una manera tan profunda que cuando sales del Cine y manejas rumbo a tu casa no puedes dejar de pensar en la lección que se te ha enseñado.  Y es aquí en donde llego al punto de mi texto:

El Cine puede y debe usarse como un medio para la educación.

tribe-1

No estoy diciendo que los niños deberían salirse de las escuelas para quedarse viendo películas en su casa todo el día. Pero sí digo que la educación actualmente está basada en modelos arcaicos creados en épocas de revolución industrial, donde se prepara a los estudiantes como en una línea de producción para crear productos con un estándar muy parecidos que cuando se gradúen comiencen a trabajar en (valga la redundancia) líneas de producción. También argumento que el cine funciona como medio de educación por experiencia propia.

El cine es una parte importante de mi vida: cuando tenía 15 años me salí de la preparatoria y empecé a estudiar en un sistema abierto. Tenía poca vida social y mucho tiempo libre, por lo que empecé a ver más de una película por día (A veces hasta 5 o 6), y el joven introvertido empezó a convertirse en una persona con capacidad de análisis crítico y cada día más interesado por aprender nuevos temas, ya sea la segunda guerra mundial, la psicoterapia de Sigmund Freud, los conceptos básicos de las finanzas bursátiles o algo tan simple como la estructura organizacional de un circo. Todo tema que me interesaba estaba a la mano y empecé a razonar como una persona, parafreaseando al gran Sabina, tan joven y tan vieja.

Actualmente esa capacidad de análisis es esencial en mi trabajo como consultor organizacional, desarrollador de modelos de negocio y reclutador de personal y la verdad, no me hubiera sido posible desempeñarme como lo hago sin el Cine, que permanece constante en mi rutina diaria.

8-1-2-image1

¿Por qué no enseñar a nuestros hijos de la belleza de la inocencia y los peligros de la avaricia con “Ciudadano Kane” de Orson Welles, de la importancia del ser observador con “La Ventana Indiscreta” de Hitchcock o de las grandes dificultades y recompensas del mercado laboral con “Tiempos Modernos” de Chaplin? Suena idealista, pero en las palabras de la Baronesa Beeban Kidron:

“Le damos honor a la lectura, ¿Por qué no honorar al cine de la misma manera? Consideremos a “Ciudadano Kane” tan valiosa como a Jane Austen. Consideremos que “Los Chicos del Barrio”, como Tennyson, ofrecen un paisaje emocional y una gran sabiduría que funcionan juntos. Cada una de ellas son piezas de arte memorable, cada una es un ladrillo en el muro de quienes somos.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s