Critica de EL CONTADOR (THE ACCOUNTANT)

EL CONTADOR

THE ACCOUNTANT

Autista, genio de las matemáticas, experto en artes marciales, soldado de elite, y Contador Público de medio tiempo. Aquí bien podríamos tener al próximo Jason Bourne o Jack Reacher, sino fuera por un par de cuestiones.

Uno de los mayores atractivos que tiene el cine, es el de hacer parecer posible ciertas situaciones que en la realidad serían muy improbables que ocurrieran, “Que tal si…” o “Qué pasaría si…”. En la nueva película protagonizada por Ben Affleck, nos sumergimos en un thriller de acción, en donde juegan con las posibilidades sobre el futuro de un niño autista entrenado militarmente desde pequeño. ¿Este podría ser un asesino de elite? ¿Capaz de desaparecer del radar de las autoridades como si de un fantasma se tratara? ¿Idóneo para infiltrarse en organizaciones criminales sin problema alguno? De eso nos habla El Contador.

Mi mayor motivación por hacerle una crítica a El Contador es que en la última semana he leído y escuchado muchísimos comentarios positivos, unos inclusive la llaman una de las mejores películas del año, lo cual en lo personal me parece una reacción exagerada, más que nada porque siento que el filme tiene una historia meramente pensada para pasar un buen rato sin invertir mucho en el aspecto emocional.  Pero pasemos a los detalles:

LO BUENO:

BEN AFFLECK NOS REGALA UN PERSONAJE ENIGMÁTICO; Christian Wolff es un autista altamente exitoso que se “gana” la vida como Contador Público, mientras que en su tiempo libre se dedica a escuchar música ruidosa y a practicar el tiro destrozando melones. Eso sin mencionar que el tipo tiene una doble vida en donde sus habilidades militares causarían la envidia de Jack Bauer y Chuck Norris, con la única diferencia de que habla poco y es pésimo para socializar. Sin embargo, lo que lo hace un personaje tan atractivo es que convierte su aparente desventaja en su fortaleza, volviéndose así más humano ante nuestros ojos (muy a pesar de que algunas de sus habilidades sean inverosímiles). El personaje es mil veces más interesante tan solo por eso, y nos genera una empatia que nos hace pedir una secuela.

The Accountant

ES UN FILME DIVERTIDO; Al final todo se reduce a que es lo que estamos buscando en una película, si la respuesta es divertirse, entonces El Contador es un filme que cumple ese requisito. Tiene su dosis de misterio, acción, y esa fantasía de justicia que todos buscamos cumplir cuando vemos un filme de acción: Un héroe que irrumpe en el mundo de los poderosos, violentos y corruptos, como si una fuerza de la naturaleza se tratara. Las escenas de acción están muy bien filmadas, su fluidez y naturalidad  le dan una sensación de realismo a lo que vemos en pantalla. Ben Affleck muy al estilo de su amigo Matt Damon, le entra a su modo al mundo de los espías y nos proporciona una aventura que nos hace olvidarnos lo fantasiosa que es.

LO MALO:

LAS SUB-TRAMAS ENTORPECEN LA TRAMA PRINCIPAL; Mi principal problema con El Contador es que se siente como una película dispersa. Las sub-tramas de los personajes secundarios como el agente de tesorería (J.K Simmons) o la del matón “Braxton” (Jon Bernthal) se sienten ajenas a la trama principal. Claro que luego resulta evidente que estas sub-tramas están conectadas con la historia principal, y el director utiliza estas sub-tramas para explicar el trasfondo que tienen las acciones del protagonista.  La intención del director al no mostrar estas conexiones tan rápido es con la intención de crear  expectativa en el espectador y mantener un halo de misterio respecto al protagonista, sin embargo, esto hace la primera hora se sienta como una mezcolanza de tres películas distintas entre si.

the-accountant-4-j-k-simmons

ES PREDECIBLE Y EL DESENLACE ES ANTICLIMATICO; Este es de esos filmes pensados para confundir al espectador y dejarlo asombrado al final con unos cuantos giros sorpresas. El principal problema con El Contador es que se esfuerza demasiado en cimentar bases para una franquicia cinematográfica, de manera que termina por volver evidente hacia dónde va todo.  El Clímax de la película, aunque es de naturaleza sorpresiva, no impacta porque uno lo ve venir desde la mitad de la película; inclusive el peso dramático que adquiere el conflicto final no está cargado de la suficiente emoción y tensión para cumplir nuestras expectativas, es anticlimático y contrasta con el ritmo trepidante del resto de la película.

CONCLUSIÓN:

El Contador es una película muy entretenida que funciona si uno no trae el humor para cuestionar algo. El protagonista es un tipo básicamente invencible que se gana nuestra simpatía por la manera en que convierte su desventaja en una ventaja. Su principal problema está en la pretensión de ser misteriosa y sorpresiva, siendo que la trama es predecible desde el principio. Aun así, le daría el beneficio de la duda para una secuela, uno nunca sabe, quizás y un día lo vemos hacer un crossover con su amigo Matt Damon y su Jason Bourne. Se vale soñar.

Calificación: 3.0/5.0

Anuncios

Un comentario en “Critica de EL CONTADOR (THE ACCOUNTANT)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s