Critica de Luz de Luna (Moonlight)

LUZ DE LUNA (MOONLIGHT)

Este pequeño cuento acerca de crecer, y mantenerse integro en tiempos de intolerancia, nos dice una verdad que parece habérsenos olvidado.

Otro día mientras comía estaban dando un reportaje en la televisión, ya saben, de esos reportajes de curiosidades en general, y en este hablaban de como algunas especies usaban corazas para poder sobrevivir a los peligros del mundo salvaje, y en muchos casos, estas corazas no solo los protegían sino que también los hacían ver como animales o insectos temibles.

En estos tiempos de caos, Moonlight se siente como un bálsamo para la intolerancia, y pongan muchísima atención; aunque esta historia nos la cuentan a través de los ojos de un afroamericano gay, la más reciente película del director Barry Jenkins resuena con una relevancia universal, dejándonos un mensaje muy claro: A pesar de todos los avances tecnológicos, nosotros los humanos no somos tan diferentes de esos insectos y animales que usan sus corazas para protegerse, día con día nosotros también fabricamos nuestras máscaras, y las habitamos con la intención de pertenecer, de ser aceptados.

¿De qué trata?

Moonlight nos cuenta de manera episódica (tres partes) la vida de Chiron, un hombre afroamericano gay que creció en los peligrosos suburbios de Miami. Cada acto lleva como título el nombre que caracterizaba a Chiron durante ese momento de su vida, el primer acto se llama “Pequeño”( y nos narra eventos de su infancia, “Chiron” toma lugar en su adolescencia, y finalmente “Black” (Trevante Rhodes) ocurre durante su vida adulta.

En cada episodio, vemos las interacciones de Chiron con personas clave en su vida, y vamos siendo testigos de cómo debe encontrar su camino.

LO BUENO:

ES UNA HISTORIA COMPACTA MUY BIEN CONTADA; Como mencionaba el otro día, no todos los filmes se juzgan por la escala de su historia. Luz de Luna es una historia bastante pequeña si la comparamos con la mayoría de las superproducciones a las que Hollywood nos tiene acostumbrados, en este filme bien podrías contar todos sus personajes con los dedos de las dos manos. Pero es precisamente esa escala narrativa tan pequeña, lo que le da a Luz de Luna una intimidad que rara vez de deja ver en las películas.

TIENE UN MENSAJE QUE RESUENA UNIVERSALMENTE; No se vayan con la idea de que este filme está dirigido a solo un grupo de personas; independientemente de si el protagonista es de raza negra, es homosexual, o tiene orígenes humildes, esta historia es para todos. El punto de mostrarnos toda ese sufrimiento y soledad por el que atraviesa Chiron, no es para decirnos que los que son gays, negros o pobres tienen una vida difícil, es para decirnos que a veces para subsistir debemos vivir a la sombra de una mentira, y esa es la gran tragedia, la imposibilidad de ser uno mismo.

LAS ACTUACIONES SON CRUDAS Y CONMOVEDORAS; Este es de los raros casos en donde no puedo decidirme que actor se lleva la película, y es que todos hacen un trabajo magnifico.  Mahershala Ali fue el justo ganador del Oscar a Mejor Actor de Reparto, su papel como un vendedor de drogas que se encariña con Chiron al punto de portarse como la figura paterna que el niño nunca tuvo es excelsa, pero decir que es la mejor actuación seria como negar el brillante trabajo de Naomie Harris como una madre adicta al crack, o los tres actores que interpretan a Chiron, de los cuales Trevante Rhodes me sorprende como es capaz de mostrar un atisbo de vulnerabilidad detrás de toda esa figura ruda e imponente. En definitiva, en cuestión de actuaciones, Luz de Luna hace la diferencia.

ES COMO UNA OBRA DE TEATRO LLEVADA AL CELULOIDE; Su estructura compuesta de tres actos, se asemeja mucho a las obras de teatro, y aquí el director sabe usarlo a su favor, dándole con este formato una excelente fluidez a la historia. Cada segmento dura aproximadamente como media hora, pero esta tan bien contada su historia que a veces te gustaría que el director nos contara más de ella. Pero todo el dramatismo efectivo no podría ser sin la impecable fotografía de James Laxton y la majestuosa música de Nicholas Britell (háganse un favor y escuchen la pieza de “The Middle of the World”).

LO MALO:

PODRÍA GOZAR DE MAYOR IMPACTO SI SE EXTENDIERA MAS EN SUS TRES SEGMENTOS; Más que decirlo como un defecto del filme, lo externó como un deseo propio. Cada segmento pasa de manera muy breve, y aunque el director logra contarnos lo que quiere dejarnos con cada acto, si me quede deseando conocer más de los personajes en cada capítulo, creo que si no llegamos a recordar a este filme en el futuro, es por esa brevedad con la que visitamos cada época de Chiron, pero quizás y estoy equivocado.

CONCLUSIÓN:

Luz de Luna es una gran película, negar lo contrario sería cerrar los ojos ante la hazaña de mezclar divinamente una historia íntima con un mensaje que cobra muchísima más relevancia en estos tiempos. La pregunta del millón más bien es: ¿Es Moonlight una justa ganadora a Mejor Película? Claro que sí, es un gran filme en todas sus letras, quizás de eso a decir que es el mejor filme del 2016 es demasiado, y más cuando tomas en cuenta que también tuvimos a La Llegada, y Manchester Junto al Mar, pero en efecto es un filme imperdible que habla sobre la tolerancia y el respeto.

Calificación: 5.0/5.0

Anuncios

Un comentario en “Critica de Luz de Luna (Moonlight)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s