Critica de JOHN WICK 2: OTRO DÍA PARA MATAR (JOHN WICK CHAPTER 2)

JOHN WICK 2: OTRO DIA PARA MATAR. (JOHN WICK: CHAPTER 2)

Quien hubiera pensado que este sería el mejor filme de acción desde Mad Max: Furia en el Camino.

Ahora que paso la entrega de los Oscares, la mayoría de las quejas que escuchaba era que casi todos los filmes nominados eran sosos y aburridos. Cuando la verdad es que el cine hollywoodense nos ha malacostumbrado a ver películas con ritmos acelerados que solo maquillan historias bastante olvidables protagonizadas por personajes acartonados, pero eso sí, llenas de explosiones. El cine atraviesa una época de casi nula originalidad, en donde nos faltan filmes que impongan reglas propias, y por esa básica necesidad es que John Wick 2: Otro Día Para Matar se siente fresca como lechuga, y tan divertida como una montaña rusa.

Lo increíble de estos filmes es que parten de la premisa más básica que a alguien podría imaginar, en la primera parte, John Wick (Keanu Reeves) es un asesino profesional retirado, que regresa al mundo del hampa cuando unos maleantes de poca monta roban su carro y matan al perro que le regalo su difunta esposa, lo que hace que despierte esos instintos asesinos que tenía dormidos.  El segundo filme mantiene la simpleza y fluidez de su antecesora.

¿De qué trata?

John Wick 2: Otro Día Para Matar inicia de la manera más explosiva, con nuestro habilidoso asesino ajustando cuentas con Abram Tarasov (Peter Stormare), el hermano de Vigo (el villano de la primera parte). Pero cuando finalmente John Wick parece estar a punto de retomar una vida pacifica y normal, recibe la visita de Santino D´Antonio un mafioso italiano que viene a pedirle que mate a su hermana, como cobranza por un favor de antaño, uno por el cual John Wick pudo retirarse del mundo criminal para casarse con su esposa.

Obligado por las mortales reglas que establece el mundo de los asesinos, John Wick no tiene más remedio que aceptar la misión de Santino, sin saber que esta misión convertirá al cazador en la presa.

LO BUENO:

EXPANDE LA MITOLOGÍA DEL FILME ORIGINAL; John Wick logró separarse del resto de los filmes de acción del 2014 por la sencilla razón de que establecía un mundo regido por reglas y códigos entre los mismos asesinos; había monedas de oro, lenguaje en clave, hoteles donde se pactaban treguas; es decir era un mundo estructurado que se sentía real. Había un contexto que lo hacía diferente a la mayoría de los filmes de acción genéricos que vemos año con año. Por eso, John Wick 2 es como regresar con unos viejos amigos, ya que toma todo eso que nos gustó del primer filme, y lo lleva al siguiente nivel, a una escala internacional. Mucho mérito para sus directores que tienen bien claro que no son sus espectaculares escenas de acción lo que le da alma a estas películas, sino el hecho de que esa acción ocurre en un mundo que nos invita a la intriga.

KEANU REEVES ES EL HÉROE DE ACCIÓN QUE NECESITÁBAMOS; Quien sabe que secreto guarda este tipo, se nota que no es el clásico actor que pueda generar muchas emociones intensas, pero algo que jamás estara a debate, es su habilidad para ser un gran héroe de acción. Keanu Reeves consolida a John Wick como uno de los personajes de acción más relevantes del siglo XXI, si bien aún no está al nivel de clásicos como James Bond, John McClane, o Jason Bourne. Definitivamente aquí hay material para reescribir el prototipo del héroe capaz de enfrentarse a hordas de pistoleros.

LAS ESCENAS DE ACCIÓN ENTREMEZCLAN LA BRUTALIDAD CON LA BELLEZA; Belleza y brutalidad son dos palabras que no parecen tener nada en común, pero cuando veas la energía frenética con la que están filmadas las escenas de John Wick 2 entenderás a que me refiero. Cientos de balazos por aquí, cientos de puñetazos por allá, colores de neón, y espejos por doquier, le dan un estilo visual bastante peculiar, como muchos han mencionado por momentos parece que estamos viendo una danza que nos conquista con tanta violencia y movimientos. Momentos especiales hay para escoger, yo me quedo con el impresionante ataque inicial de los taxis contra John Wick, y un tiroteo magnánimo en las catacumbas.

ES FLUIDA, Y MÁS QUE NADA, DIVERTIDA; Desde Mad Max: Furia en el Camino no encontraba un filme de acción que me divirtiera de esta manera. A pesar de durar dos horas, la trama se enreda y se desenreda con la fluidez necesaria para nunca voltear a ver el reloj.

LO MALO:

ALGUNAS SITUACIONES SE VUELVEN DEMASIADO EXAGERADAS; Claro, este es un filme de acción por supuesto que está repleto de situaciones exageradas, pero parte de la magia de estos filmes, es hacernos olvidar que son ficticios. John Wick 2 está llena de acción inolvidable, y un mundo de asesinos con códigos, pero llegan momentos en donde no puedes evitar suponerte que el 40% de la población de Nueva York es asesina, y al parecer el otro resto son puros ciegos que nunca ven nada. Pero a la larga, son pequeñas quejas que no evitan que la película te siga divirtiendo como enano.

CONCLUSIÓN:

John Wick 2 es de esos filmes hechos con amor y toneladas de testosterona, esta tan bien hecho en todos los frentes; desde la manera en que están dirigidas las escenas frenéticas, con su colorida fotografía, hasta la delirante música que nos hace querer llevarla en el carro para manejar como locos. Vayan a ver John Wick 2, está especialmente hecha para palomear.

Calificación: 4.5/5.0

Anuncios

5 comentarios en “Critica de JOHN WICK 2: OTRO DÍA PARA MATAR (JOHN WICK CHAPTER 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s