Critica de LA BELLA Y LA BESTIA (BEAUTY AND THE BEAST)

LA BELLA Y LA BESTIA (BEAUTY AND THE BEAST)

El filme más anticipado del primer tercio del año se enfrenta a la titánica sombra de uno de los mejores filmes animados de todos los tiempos.

Normalmente los recuerdos más atesorados suelen ser los de la niñez. Tomando en cuenta ese importante detalle, la nostalgia puede ser una herramienta extremadamente poderosa capaz de vender a manos llenas. Si bien explotar la nostalgia no es cosa nueva, es un hecho que Disney lo ha perfeccionado como si de precisión quirúrgica se tratara .

Admito que me ha costado escribir sobre esta película, La Bella y la Bestia no es un filme fácil de juzgar, precisamente por la nostalgia involucrada, y más, porque el filme animado es una joya cinematográfica que inevitablemente nos invita a compararlo en todos los aspectos. La nueva versión es bastante disfrutable, pero es un caso donde no puedes evitar preguntarte, ¿me gusta porque el filme es genuinamente bueno? O ¿me gusta porque simplemente copia todo aquello que ya me gustaba del original?

¿De qué trata?

La fábula ancestral permanece igual salvo por unos pequeños retoques; Un príncipe arrogante y frívolo es convertido en una bestia por una hechicera, la cual tambien lo destierra del recuerdo de la gente del pueblo. Para revocar este maleficio la bestia debe aprender a amar, y esa persona debe amarlo en regreso, pero solo todo esto debe suceder antes de que caiga el ultimo petalo de la rosa magica que le dio la hechicera, de lo contrario debera permanecer asi por toda la eternidad.

LO BUENO:

LA MÚSICA ES EXCEPCIONAL; Seas fan o no de los musicales, no se puede negar la majestuosa naturaleza que tienen las canciones de La Bella y la Bestia. Aquí no hay pierde, la mayoría de las canciones originales regresan, con la inclusión de unas cuantas piezas nuevas. Si bien todas conservan su esencia original, las que se roban los reflectores son las canciones interpretadas por Luke Evans, al cual podrán faltarle los exagerados músculos de su contraparte animada, pero vaya que se avienta un jonrón al entonar “Gaston” y “The Mob Song” las cuales son unas excelentes melodías vibrantes, y pegajosas. Del nuevo repertorio, es la romántica “Evermore” interpretada por Dan Stevens la que llega para sacudirnos emocionalmente.

EMMA Y DAN SON UNA BELLA Y BESTIA BASTANTES DECENTES; A pesar del escepticismo inicial, Emma Watson queda excelente para el papel. Tiene una belleza singular por la que sentimos mucha familiaridad (Harry Potter tiene la culpa), que si bien no es exótica, tiene un encanto demasiado especial. Y creo que es precisamente ese estilo de “chica de al lado” lo que le permite generarnos tanta simpatía, y esa mezcla extraña de dulzura y espíritu aguerrido lo que la hizo ganarse justamente este papel. Pero si Emma Watson cumple, Dan Stevens supera las expectativas, a pesar de la calidad irregular CGI o del diseño de la Bestia, el actor sabe plasmar la voz y el carácter de un hombre amargado y arrepentido.

EL TALENTO DETRÁS DE LOS OBJETOS ENCANTADOS DEL CASTILLO; Uno de los puntos fuertes de la Bella y la Bestia son sus personajes secundarios, los cuales dotan de magia y color a la historia, pero son sumamente importantes no por sus hilarantes chistes, sino porque nos hacen sumarnos a la causa de la bestia mucho antes de simpatizar con él. Lumiere (Ewan McGregor), Din Dong (Ian McKellen), la señora Potts (Emma Thompson), Cadende (Stanley Tucci), y compañía son los primeros en ganarse nuestra simpatía, y esto sucede gracias al talentazo que habita detrás de estos personajes.

ALGUNOS CAMBIOS ENRIQUECEN LA HISTORIA; No todos los nuevos cambios son inútiles e innecesarios, una de las cosas que el remake mejora sobre la original es el mostrarnos una historia detrás del príncipe arrogante y egoísta, aquí se le da un trasfondo trágico que nos hace entender la razón que lo llevó a ser transformado en una bestia por la hechicera; inclusive la maldición del castillo tiene una explicación más lógica que rellena algunos huecos argumentales (Que nunca nos habíamos preguntado) generando una historia más plausible con esta versión en vivo.

LO REGULAR:

SU FIDELIDAD CON EL FILME ANIMADO ES UN ARMA DE DOBLE FILO; La mayoría de nosotros ama el filme animado, ¿pero porque lo amamos? Definitivamente no es por nostalgia, La Bella y la Bestia es una película demoledoramente funcional que tiene la dosis adecuada de cada cosa: una historia magistral, con grandes personajes, excelente música, y un perfecto sentido de narración fluida. Esta nueva versión se esfuerza (en extremo) por ser fiel a ese material, pero esta tan marcada esa fidelidad, que el director Bill Condon y los guionistas inclusive llegan a filmar algunas escenas con los mismos ángulos, y diálogos de la versión animada, lo cual, si bien no es malo, se queda en una zona de confort que sacrifica novedad, y solo estimula una comparación en donde lleva las de perder.

LO MALO:

NO TIENE LA SUFICIENTE CONFIANZA DE SER DIFERENTE; Uno de los principales problemas de la película es que se le nota su clara indecisión de arriesgarse o quedarse en el camino seguro, y eso le cobra factura a la hora de añadir cosas completamente nuevas. Por ejemplo, en su intento por profundizar el pasado de Bella, y desarrollar la relación con su padre (Kevin Kline) los escritores inventan una sub-trama sobre la madre de Bella. Sin embargo, esta trama tiene un impacto nulo dentro de la historia central, que nunca provoca un cambio en el personaje de Bella, y tampoco mejora ni enriquece la relación con su padre. ¿Por qué como enmiendas algo que no está roto? Y así, el filme desaprovecha minutos que podrían haber enriquecido el romance entre la Bella y la Bestia.

TIENE UNA EDICIÓN IRREGULAR; Este remake dura cuarenta minutos más que la versión animada, y como espectador te queda claro que en muchas veces, menos es más. Y con esto no digo que los filmes que duran 130 minutos son tediosos, ya que hay historias de tres horas que son un deleite, y otras de 90 minutos que son una tortura. El problema aquí es como aprovechan esos minutos para contar una historia.  La Bella y La Bestia tiene una edición poco cuidada que provoca que el filme tenga un ritmo aletargado en ocasiones, y demasiado apresurado en otras.

CONCLUSIÓN:

La Bella y la Bestia es una película extraña que irónicamente logra funcionar en todos los frentes: es emotiva, nos hace cantar, nos hace simpatizar con sus personajes, y logra cautivarnos. No obstante, todo esto lo hace mayormente en base al mérito que tiene el filme original. Pienso en adaptaciones como la de La Cenicienta o El Libro de la Selva, y son películas que complementan muy bien a los clásicos animados, a diferencia de aquí que depende mucho del encanto de su (muy superior) predecesora, y a la hora de arriesgarse le falta esa confianza para darnos otro enfoque.

Calificación: 3.5/5.0

Anuncios

Un comentario en “Critica de LA BELLA Y LA BESTIA (BEAUTY AND THE BEAST)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s