Critica de ALIEN COVENANT

ALIEN COVENANT

¿Sera acaso que los directores de grandes clásicos deberían tener prohibido regresar a hacer precuelas de esas franquicias que los vio nacer?

La característica más bella que tiene el cine es esa capacidad de marcarnos, simplemente basta echar memoria y darte cuenta que hay filmes que se nos quedan grabados en el alma. No importa el género que sea, cada uno tiene la cualidad de impactarnos a su manera. Sin ir más lejos, tengo que declarar que yo AMO los primeros dos filmes de Alien, y al remarcarlo en mayúsculas es porque es de esos raros casos en los que una película trasciende las barreras de su género, y están hechos con toda la pericia posible que una producción cinematográfica puede tener.

Por esa simple y sencilla razón, el estreno de Alien Covenant me causaba una enorme emoción, era volver a ver al Xenomorfo en la pantalla grande, volver a aquel mundo de suspenso claustrofóbico y supervivencia pura. Los avances de cine fueron geniales, y los dos prólogos que precedieron al filme nos preparaban para una experiencia que nos recordaba a la obra maestra de Ridley Scott. Desgraciadamente no cabe duda que no hay peor enemigo que las altas expectativas, cuando pienso en Alien Covenant no puedo encontrar ninguno de los elementos que me hicieron enamorarme de la primera Alien. ¿Sera acaso que los directores de grandes clásicos deberían tener prohibido regresar a hacer precuelas de aquellas franquicias que los vio nacer?

¿De qué trata?

En el año 2104 (10 años después de los eventos de Prometeo), la Covenant es una nave colonizadora con rumbo a Origae-6, un nuevo planeta que servirá como el hogar de más de 2,000 almas congeladas y 15 miembros de la tripulación. Pero el inicio de su infierno comienza cuando una tormenta solar altera los sistemas de la nave ocasionando que el Capitán, interpretado por un muy breve y tostado James Franco fallezca por un corto circuito en su capsula de criogénica.

Enfrentando el luto, y las malas noticias de que la nave esta aun a siete años de llegar a su destino, el nuevo Capitán Oram (Billy Crudup) ve una nueva oportunidad cuando la Covenant recibe una señal de un planeta cercano que parece contar con las mismas características del planeta tierra. Muy a pesar de la negativa de Daniels (Katherine Waterston), la tripulación realiza una misión de reconocimiento, y lo que en un inicio parece como la decisión perfecta, es solo la entrada para una carnicería orquestada por un maquiavélico androide con complejo de Dios.

LO BUENO:

LA PRIMERA MEDIA HORA SABE ENGANCHARNOS CON LA PROMESA DE UN DRAMA CARGADO DE TENSIÓN; independientemente de si Prometeo cumplió o no, aquel filme tuvo una atmósfera muy fresca y distinta a todo lo que habíamos visto en la franquicia, y gran parte de lo que nos hizo darle el beneficio de la duda es que nos prometió una secuela en la cual nos daría esas anheladas respuestas que buscábamos.  La primera media hora de Alien Covenant genera esa un efecto parecido, con la tripulación, la estética de la nave, e inclusive la música que pide prestadas algunas melodías del mitico soundtrack de Jerry Goldsmith nos sentimos como si regresáramos a casa, esa bella promesa de una historia cargada de misterio y adrenalina. Es un buen inicio, uno que gracias a su familiaridad con el primer filme nos engancha y nos pone a la expectativa de lo que se viene.

MICHAEL FASSBENDER ES EL AMO Y SEÑOR DE ESTA SINFONÍA; Si la gente va a hablar cosas buenas de Alien Covenant, seguramente será por el excepcional trabajo de Michael Fassbender, el cual lleva a su manipulador y artificial villano a nuevos niveles de malicia y megalomanía.  Y es que desde que Ridley Scott retomo las riendas de la saga que el mismo inicio en 1979, este ha tratado de reescribir su ADN narrativo agregándole cuestiones existenciales y personajes maquiavélicos. Aquí se hace notorio que el director está más interesado en mostrarnos el alcance que puede tener un androide con complejo de Dios que el mismo monstruo que les da título a estas películas. Fassbender revienta la pantalla por partida doble; por un lado regresa como David (el manipulador y malicioso androide de la funesta expedición de Prometeo), y por otro interpreta a Walter, un servil androide encargado de la expedición de la Covenant. Si bien, este tipo de dinámica no tiene nada de novedoso, es el contraste entre los dos personajes lo que brinda el material más jugoso que ofrece esta película.  ¡Contemplad mis obras, poderosos, y desesperad!

VISUALMENTE ES FANTÁSTICA; Es verdad que hoy por hoy Ridley Scott no es ese director infalible que algún día fue, pero algo que nunca se le va a quitar es ese estilo visual que tiene tan arraigado. Su obsesión por los detalles es la razón por la que Alien Covenant se ve tan hermosa y realista. El estilo visual de Covenant toma lo mejor de Prometeo y en Alien. Existe una escala épica en sus tomas, vemos la majestuosidad de unos paisajes que nos dan la impresión de estar en un planeta inexplorado, y al mismo tiempo, las naves nos recuerdan a la primera entrega del xenomorfo; los pasillos son más estrechos, las consolas más minimalistas, es un coqueteo a esa nostalgia por la ciencia ficción ochentera.

LO MALO:

SUFRE DE CRISIS DE IDENTIDAD; Podremos decir que Alien Covenant se ve muy bonita, y que Michael Fassbender actua como los dioses, pero esos son elementos pequeños que no acaban definiendo a la película. Tristemente, lo que le sobra en estilo, le falta en personalidad y sustancia, Alien Covenant es una historia que siempre esta indecisa entre retomar la mitología establecida por Prometeo, o regresar a la narrativa funcional y minimalista de Alien. El problema es que no consigue ninguna de las dos cosas, y el resultado es un intento muy tibio que no responde ninguna duda que esperábamos despejar, ni satisface esos deseos de suspenso y adrenalina que queríamos recibir.

ES PREDECIBLE; Si de algo podía presumir, era que cada una de sus películas sabia diferenciarse de las otras, y por ende eran filmes con alguna que otra sorpresa (así es, inclusive Alien Resurrección). Desgraciadamente, Alien Covenant salvo por un par de escenas con David, nunca innova. De antemano sabemos hacia donde los llevaran las decisiones que tome el Capitán de la Covenant, sabemos quiénes serán carne de cañón con solo mirarlos, y los aparentes “giros sorpresa” se ven venir a lo lejos.

DESAPROVECHA SU OPORTUNIDAD DE EXPANDIR LA MITOLOGÍA; El hecho de que no se cumplan las expectativas que el público tiene, va de la mano con que esta entrega parece haber olvidado todas las incógnitas que quedaron pendientes en Prometeo. ¿Porque nos crearon los Ingenieros? ¿Porque quieren destruirnos? ¿Cuál es la intención de ese patógeno oscuro? ¿Porque había un xenoformo en el mural de la base de Prometeo? Pareciera que Ridley Scott solo le dio carpetazo a lo viejo, y le perdió el respeto a su público al dejar en el aire todas esas cuestiones que el mismo planteo. Por si fuera poco, la explicación que se nos da para el origen del Xenomorfo termina mermando el misticismo de nuestro monstruo espacial favorito, porque siendo honestos, lo que hace grande a un villano o criatura no son sus tortuosos orígenes, si no el poco entendimiento sobre ellos, la incógnita y el misterio es lo que los vuelve una fuerza de la naturaleza. Cuando se les da una explicación, desaparece el monstruo y se humaniza a la bestia.

A EXCEPCIÓN DE DAVID, LOS PERSONAJES NO SON MEMORABLES; Hay quienes dicen que no hay película de terror sin personajes estúpidos, pero yo no lo creo así. La razón por la que Alien se siente tan vivida y realista es porque los personajes son congruentes en cuanto al papel que desempeñan, y por consecuencia la situación se siente demasiado real. Alien Covenant está repleta de personajes sin personalidad ni carisma que jamás reflejan lo que deberían ser: un conjunto de científicos y gente experimentada. Sus malas decisiones, y su falta de profesionalismo hace que sea difícil creer que estas personas están preparadas para una misión así. Hay quienes prefieren espectáculo en vez de sustancia, y aquí ciertamente hay bastante espectáculo, como la famosa escena del neomorfo que emerge de la espalda de uno de los personajes. Pero realmente lo que hace que un filme de suspenso funcione no es la creatividad con la que se mueren los personajes, sino que se genere una tensión genuina, ¿Cómo puedes sentir suspenso cuando no te preocupa que mueran los personajes?

ES DEMASIADO INCONSISTENTE DENTRO DE LA LÓGICA DE LA FRANQUICIA; Aquellos puristas seguramente odiaran la película, y es que Alien Covenant trae más confusión a la línea temporal de la franquicia, como por ejemplo ¿Cómo llego aquella nave de los ingenieros a LV426 en Alien, si en este filme han dejado de existir?  El director también parece olvidar la lógica en cuento al ciclo de vida del Alien se refiere, en algunos casos el tan popular Facehugger es capaz de impregnar al humano con su embrión en tan solo un minuto de contacto, mientras que en otros necesita de varias horas. ¿Y dónde quedo la Alien Reina? Como pueden ver, son muchas preguntas, y tristemente pocas respuestas.

CONCLUSIÓN:

Alien Covenant sabe cumplir con el requisito de accion, buen ritmo y un poco de intriga. quizás como experiencia palomera funciona, pero resulta imposible no ver que aquí se ha dejado escapar una oportunidad valiosísima de cerrar incógnitas que quedaron abiertas en filmes anteriores. Michael Fassbender vale el precio del boleto, pero no rescata el hecho de que esta es una película que ha humanizado a su monstruo estrella, y en el proceso de incrementar el espectáculo se han olvidado de generar anticipación y suspenso. Es triste pensar que la última película verdaderamente buena de la saga, fue en 1986.  

Calificación: 3.0/5.0

Anuncios

2 comentarios en “Critica de ALIEN COVENANT

  1. Ridley Scott dijo que las preguntas o incognitas que se han generado se iran respondiendo, covenat es una de otras dos o quizas tres peliculas mas que saldran antes de que lleguen al punto de lo sucedido en alien

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s