CRÍTICA DE LA CABAÑA (THE SHACK)

CRITICA DE “LA CABAÑA”

 

¿Acaso las películas de temas religiosos merecen ser juzgadas por igual que las demás?

Muchas veces en nuestro día a día, nos realizamos preguntas a nosotros mismos acerca de cualquier cantidad de eventos que nos ocurren. Preguntas que la adaptación al libro escrito por William Paul Young y publicado en febrero de 2009, intenta plantearnos y responder. ¿Por qué le ocurren cosas malas a los más buenos? ¿Es todo parte de un plan mayor? ¿Verdaderamente hay una justicia divina?

A raíz de una tragedia personal, en la cual este personaje central empieza a sentir un sentimiento de pérdida y confusión, Mackenzie Allen Phillips recibe una nota misteriosa invitándolo a una cabaña un poco alejada de su hogar. Mack acude y se encuentra en la presencia de Dios, conocido en la película como “Papa”, representada por 3 personas que les enseñarán unas grandes lecciones de vida.

Tomando en cuenta que es un filme religioso, con un presupuesto de escasos 30 millones de dólares y que por la naturaleza de la misma no podemos esperar muchos elementos de comedia y acción, quizás podríamos aligerar un poco la carga para hablar de este proyecto. Sin embargo, a pesar de todo lo anterior dicho, la película contaba con muchos elementos que fueron desaprovechados, los cuales pudieron causar en el espectador una impresión más fuerte que la causada.

LA TRAMA

ALERTA DE SPOILER

La historia se cuenta de una manera muy apurada, quizás distribuyendo más tiempo en unas cosas que en otras, y omitiendo en varias oportunidades momentos que le hubieran dado una mayor profundidad a la misma.

Comenzamos muy bien la construcción de los actos, pero una vez que ocurre la gran tragedia la historia empieza a adelantarse y a saltarse elementos que pudieron pulir bastante. Por ejemplo, si hubiéramos tenido la oportunidad de ver la repercusión de la tragedia en Mack y en su familia, el espectador pudiera conmoverse más y así lograr un mayor impacto más adelante. Siguiendo la misma idea, luego del encuentro de Mack con Papa, realmente la producción no se encargó de mostrar al público los cambios en la forma de pensar y en la conducta de este hombre. Y no es que la película dura poco, tiene una duración de 2 horas y 13 minutos. Mal distribución del tiempo.

Luego, nos encontramos con un desarrollo poco envolvente. Cabe decir que la idea, la intención de mostrarnos ciertas transformaciones en una persona a través de múltiples experiencias místicas es muy buena, haciendo uso incluso de una referencia bíblica muy popular. En ciertos momentos, podemos sentir que la película narra nuestra propia historia, cuando Mack empieza a experimentar una personalidad de negación y llena de muchas  preguntas. En mi opinión, lo mejor de la película. Desafortunadamente, todo esto es desaprovechado al sentir un guión poco fluido, lleno de sermones que no toman el tiempo suficiente para elaborarse. Adicionalmente, el clímax de la película es simplemente inexistente.

Hay más detalles cuestionables en la trama, como por ejemplo: ¿cuál es la finalidad de hacer pasar por un accidente a Phillips, luego de lograr su sanación? Este hecho opacó completamente el objetivo de esta historia: mostrar un verdadero cambio en Mack y su familia.

LOS PERSONAJES

“La cabaña” peca en un elemento importantísimo que debería de tener todo largometraje religioso: la profundidad de los personajes, la exposición de sus sentimientos, la transformación. ¿Cómo es posible que encontremos en películas de superhéroes o en sagas de acción como Rápido y Furioso, personalidades mejor elaboradas y más inspiradores, que las mostradas en esta ocasión?

  • Mackenzie Allen Phillips, interpretado por Sam Worthington. Protagonista de esta historia, padre de familia dolido por la tragedia que tuvo que vivir. Actuación muy pobre, como ya dije anteriormente, no pudimos sentir realmente las distintas emociones que este personaje tuvo que experimentar. Muy poca expresividad, poco más que decir.

Las distintas entidades místicas:

  • Comenzamos por Avraham Aviv Alush, quien realiza el papel de un Jesús como nuestro hermano, nuestro compañero. Realmente es la mejor actuación de toda la película, siempre nos hace sentir que él está ahí con nosotros, como un hermano mayor que nos guía, con el que podemos conversar de lo que sea y con el que nos podemos divertir. Muy bien.
  • Sumire Matsubara, otra de las que vive en la cabaña de Papa. Muy pesada, poco interesante. Su forma de transmitir la enseñanza es algo directa, lo cual choca con su apariencia de chica amigable.

Soy una Diosa cariñosa y amigable. ¿Mi cara no te lo dice?

  • Octavia Spencer, como Papa. En verdad podemos ver una figura fraternal (o bien, maternal) de parte de este personaje, podemos sentirnos que verdaderamente todos somos hijos queridos de Papa. Sin embargo, para ser la autoridad máxima le faltó un poco más de mano dura y de contundencia en el personaje principal, para generar un cambio verdadero. Le faltó un poco de profundidad también.

A pesar del poco presupuesto, contamos con la participación de Sam Worthington y de Octavia Spencer, que son figuras importantes del cine. Así que, no es excusa. Los personajes no fueron construidos de la mejor manera, lo cual es uno de los elementos desaprovechados mencionados en la introducción de esta entrada.

CONCLUSIÓN

Si pudiera hacer una comparación de esta película, sería esa típica película que te obligan a ver en tu clase de religión en tu escuela. Gran aburrimiento, donde lo único que le puedes extraer es una reflexión, conveniente por el tipo de filme.

Calificación: 5.5/10

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s