Critica de EL PLANETA DE LOS SIMIOS: LA GUERRA (WAR FOR THE PLANET OF THE APES)

En una época donde que los remakes, y los reboots rara vez funcionan,  Andy Serkis logra darle un cierre sólido a una de las mejores trilogías de nuestros tiempos.

Muy al estilo de los westerns setenteros, o las épicas bíblicas de hace sesenta años, esta desoladora conclusión trae de regreso a Matt Reeves (al que pronto habremos de ver dirigiendo a Ben Affleck en la nueva película de Batman) el cual filma su segunda película consecutiva dentro de la saga. Y es que después de El Planeta de los Simios: La Confrontación, la cual con el perdón de los puristas es a mi gusto el mejor filme de toda la saga, inclusive por encima del clásico de 1968, ¿quién mejor que él, para terminar con la historia del simio más humanizado en la historia del cine?

La tercera parte titulada El Planeta de los Simios: La Guerra extrañamente ha sido descrita por algunos espectadores (no muchos afortunadamente) como una decepción, y creo entender porque lo dicen. Es de humanos tener expectativas, y tratándose de películas esto no es distinto, en este caso muchos escuchamos guerra y creemos que veremos un filme repleto de batallas, y nos sentimos timados cuando vemos que realmente solo tiene un par de escenas de acción a lo largo de 130 minutos. Pero el problema con la película de Matt Reeves no está en el producto final, sino en esas expectativas que muchas veces acaban nublando nuestro juicio, evitando que admiremos a una historia por lo que es, y haciendo que la juzguemos en base a lo que nos gustaría que fuera.

¿De qué trata?

El Planeta de los Simios: La Guerra comienza unos años después de la muerte de Koba, cuando un grupo de soldados liderados por “El Coronel” (Woody Harrelson) busca exterminar a todos los simios inteligentes por su responsabilidad en el declive de la civilización. Con una amenaza creciente sobre los simios, Cesar (Andy Serkis) busca por todos los medios como encontrar la manera de llevar a todo su pueblo a una zona desértica al otro lado de las montañas. Pero cuando la tragedia llega a sus puertas, Cesar abraza su lado más oscuro para embarcarse en una misión en solitario que lo lleva a los rincones más oscuros de la venganza.

LO BUENO:

ES DRAMA DEL BUENO; Detrás de todos esos maravillosos efectos, y esas vistosas escenas de acción, en realidad este siempre ha sido un buen drama escondido dentro de una atrapante historia de ciencia ficción. Y esto es básicamente lo que es La Guerra; una historia muy íntima acerca de venganza y redención con tintes de western y drama carcelario. Esta vez Matt Reeves decide llevar su drama a lugares más oscuros, y la novedad respecto a sus predecesoras, es que por primera vez pone al protagonista contra las cuerdas de su propia moralidad.  Si bien en las historias previas nuestro líder chango ha tenido que superar complicados obstáculos, siempre ha logrado mantenerse firme respecto a sus creencias, pero aquí su motivación es personal, es un líder quebrado que tambalea ante arrepentimientos y dolores del pasado; es la típica historia sobre como a veces perseguir la revancha puede llevarnos a convertirnos en aquello a lo que siempre nos opusimos.

A PESAR DE LA TEMÁTICA OSCURA, CONSERVA EL TONO NARRATIVO DE LA SAGA; ¿Que sería de puro drama sin algo de comedia que equilibre la balanza? Esta vez es sobre venganza, pero también es sobre cerrar círculos y de construir un nuevo mañana. Con “Simio Malo” (Steve Zahn)  El Planeta de los Simios La Guerra adquiere algo luz dentro de su trama. Y todo cobra mayor sentido cuando las sutiles referencias a los filmes originales conectan naturalmente con esta trilogía.

ANDY SERKIS NOS DA AL MEJOR SIMIO EN LA HISTORIA DEL CINE; Con el perdón del mítico King Kong, pero con esta película, Cesar prueba ser el chango más complejo de la cultura popular.  Es increíble que casi veinticinco años después desde que el cine introdujo la captura de movimiento, sigue sin reconocerse la gran labor que implica realizar una actuación así. Dicen que la practica hace al maestro, y si ese es el caso, entonces Andy Serkis ya es un mago. Su inigualable experiencia y una trama que permite profundizar con el personaje, hacen de este su mejor papel hasta la fecha. Sonara a cliché mi comentario, pero de igual forma ¿podrían darle un Oscar a este señor?

WOODY HARRELSON INTERPRETA A UN GRAN ANTAGONISTA; Ya le dimos muchos aplausos a Andy Serkis, pero ¿que decimos del gran trabajo que hace el buen Woody?. Es increíble lo versátil que puede ser este actorazo, y lo poco que la gente se lo reconoce, capaz de hacer al tipo más bonachon, o al sujeto más bohemio y confundido, también es capaz de interpretar a personajes sombríos y tenebrosos. Aquí interpreta a un desquiciado líder militar que ha abrazado sus mayores temores para abandonar la razón; parte trágico y parte tenebroso, su interpretación tiene muchos matices que nos hacen recordar al legendario Coronel Kurtz de Apocalipsis Ahora. A pesar de que no es un villano tan vistoso o resonante dentro de la saga como Koba, el señor Harrelson hace maravillas con el material que le dan.

VISUALMENTE ES IMPRESIONANTE; Después de ver toda la trilogía de forma consecutiva, es super evidente han evolucionado los efectos a lo largo de estos seis años, en La Guerra los simios no muestran ningún vestigio de ser una imagen generada por computadora, y Matt Reeves aprovecha esto para hacer suficientes acercamientos a los rostros, dotándole de un realismo casi palpable.  Pero no solo los efectos son de admirar, la épica fotografía del veterano Michael Seresin capta majestuosamente toda la belleza visual de los paisajes.

LA MUSICA DE MICHAEL GIACCHINO; Parece chiste, pero en este 2017, parece que cada cinco de cada diez películas tienen un soundtrack compuesto por Michael Giacchino. Esto bien podría ser una queja tratándose de Spider-Man pero definitivamente no para El Planeta de los Simios el cual tiene uno de los soundtracks más sólidos del año, y el mejor de Giacchino en este 2017.

LO MALO:

ES UNA HISTORIA CON UN RITMO MUY PAUSADO; A pesar del buen drama, y lo satisfactorio de las actuaciones, desde los primeros diez minutos, el director se la pasa sobre desarrollando tensión y presagiando un clímax que dura mucho en llegar, tanto que llegan momentos en donde la historia se siente pausada y poco fluida; esta es una película que se extiende demasiado para contar una historia que se pudo haber contado en menos tiempo.

CONCLUSIÓN:

El Planeta de los Simios: La Guerra es un cierre bastante sólido, y es emocional como todo episodio final debería de ser, pero tampoco voy a mentir;  fácilmente podría apostar que esta será la entrega más divisiva de toda la trilogía. Y es que la atmosfera narrativa que Matt Reeves escoge para su desenlace es muy diferente a los dos filmes anteriores, La Guerra es más drama y más melancolía; se cambia el drama shakesperiano y la dosis de acción por una historia con un impacto emocional más personal, son dilemas morales que conectan, pero definitivamente hubiera funcionado mejor de haberse contado de forma más compacta.

Calificación: 4.5/5.0

Anuncios

5 comentarios en “Critica de EL PLANETA DE LOS SIMIOS: LA GUERRA (WAR FOR THE PLANET OF THE APES)

  1. Me ha encantado tu crítica!! Yo debo reconocer que no soy gran fan de esta saga pero he ido viendo las últimas películas y esta a mí es la que menos me ha gustado… En lo que sí coincido contigo es que Andy Serkins hace un trabajo espectacular y que la fotografía es muy buena. En mi blog escribí yo también mi opinión sobre la peli por si te apetece pasarte! Saludos;)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s