Critica de ANNABELLE 2: LA CREACIÓN (ANNABELLE CREATION)

ANNABELLE 2: LA CREACIÓN (ANNABELLE: CREATION)

Queramos o no admitirlo, el mundo se rige por tendencias, especialmente en las grandes industrias, y en la industria cinematográfica para ser más exactos, esto no es la excepción. Muchas franquicias han asegurado su permanencia al volverse universos cinematográficos, y aunque lo primero que se nos viene a la mente es Marvel y DC; también hay uno que va construyéndose con paso firme, y aunque no resuene tanto como esos gigantes del comic, este es el rey del genero de horror en cuanto a ganancias y expectativas se refiere: El Universo del Conjuro.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, una cosa que sucede con los universos cinematográficos es que en algunas entregas, sacrifican la sustancia por el espectáculo, porque al fin y al cabo los millones de fans que siguen la franquicia, la sostienen por encima de todos los fallos ¿No? Annabelle 2: La Creación me ha dejado entretenido, es de esas películas de terror que están maquilladas para que salgas divertido, y digas “esta fue una montaña rusa cargada de sustos”, pero es evidente que no encontraras un tema en específico a debatir, no tiene ese contexto que te deje perturbado después, es decir solo funciona a nivel superficial. Y no me malentiendan, no es exclusivo de esta saga, creo que este es un mal recurrente que aqueja a muchos filmes de Universos Cinematográficos.

¿De qué trata?

Annabelle 2: La Creación en realidad esta es una precuela de la primera Annabelle. Una que nos narra el origen de la muñeca diabólica, antes de los eventos del filme original y varias décadas antes de los eventos de El Conjuro.

Samuel Mullins (Anthony LaPaglia) y Esther Mullins (Miranda Otto) es una feliz pareja que se ganan la vida fabricando muñecas, pero un día esa felicidad se ve empañada cuando un terrible accidente les arrebata la vida de su pequeña hija. Con el corazón roto, anhelan y piden a cualquier medio presente que les permita volver a ver a su hija, y aunque en un inicio parece ser que han sido escuchados, pronto descubren que esa fuerza que ha llegado a la casa no es su hija, sino algo verdaderamente aterrador.

Y por supuesto ¿Qué sería de la falta de lógica? Bastante necesaria para que tengamos nuestra película; y es que con todo y la espeluznante experiencia, la desdichada pareja se le ocurre la “brillante” idea de albergar a una monja y seis huérfanas que no tienen un lugar donde quedarse.

LO BUENO:

ES MEJOR QUE SU PREDECESORA EN CASI TODOS LOS ASPECTOS; Es increíble como un buen director puede cambiar tanto las cosas; Annabelle 2 a diferencia de su predecesora, sabe irse a la yugular del espectador desde el principio.  Su trama y sus personajes quedan establecidos rápidamente, la fotografía, su música, el misterio y el ritmo juegan con una armonía tétrica que hace que capte nuestra atención desde un principio.

EL ELENCO INFANTIL ES FENOMENAL; En general el elenco que integra esta producción hace buen trabajo, si bien LaPaglia y Otto están un poco desperdiciados, la mexicana Stephanie Sigman que interpreta a la Hermana Charlotte hace muy buen trabajo. Pero la verdadera estrella, y las responsables de que la película funcione en buen grado son aquel elenco infantil. En manos de otras pequeñas actrices, esta película se hubiera venido abajo horriblemente.  Pero las actrices saben darles mucha naturalidad a las situaciones y vulnerabilidad a sus personajes, en especial Lulu Wilson y Talitha Bateman las cuales interpretan a las huérfanas más pequeñas, convirtiéndose en el vehículo para que en todo momento estemos preocupados por su bienestar.

LA PRIMERA HORA TIENE UNA TENSIÓN CRECIENTE Y UN EXCELENTE MANEJO DEL SUSPENSO;  El gusto por el cine de horror tiene cierto grado de sadomasoquismo, es dejarse seducir por el misterio aun y cuando sepamos que el resultado será aterrador.  El mejor cine de horror funciona cuando saben jugar con nuestra curiosidad y expectativas. Annabelle 2 sabe plantarnos esa curiosidad durante la primera hora, y es que a pesar de ser la típica historia de terror que ocurre en una casa embrujada; desde los primeros diez minutos vemos puertas que se abren solas, y fotografías que anuncian tribulaciones, la tensión es cocinada a fuego lento pero siempre llena de chispazos en los que vemos al demonio asustar a cada una de las huérfanas, especialmente a la desvalida Janice (Talitha Bateman).

LOS EVENTOS DE ESTE FILME SON UNIDOS SUTILMENTE CON LOS OTROS FILMES DE LA SAGA;  Hacer que funcione una precuela es complicadísimo, y más porque a la hora de crear esas historias, estas tienen que verse limitadas por los eventos y situaciones que deben ocurrir después. No existe una libertad total, y deben hacer que exista congruencia para que los eventos queden ligados con los filmes que ya conocemos.  Annabelle 2 en un inicio parecía como una película innecesaria (y muy probablemente si lo sea), pero sabe justificarse al unir de manera perfecta su desenlace con los eventos del primer filme, e inclusive hace referencias clarísimas a Valak (la monja de El Conjuro 2) a quien el próximo año habremos de verla en la nueva entrega de este universo cinematográfico, La Monja.

LO MALO:

NO HAY CONTRASTE EMOCIONAL; Desgraciadamente, Annabelle 2 también podría ser clasificada como una película muy plana. ¿A que nos referimos con plana? Que la película nunca tiene un momento que se destaque por encima de los otros, y antes de que me malentiendas, con esto no me refiero a que sea una historia sin intensidad, de hecho Annabelle 2 es una montaña rusa de 110 minutos que jamás se detiene, y se la pasa de susto en susto.  En el género de acción, el ritmo frenético e ininterrumpido podría ser algo muy bueno, pero en el género de horror, en el cual se nos intenta generar una emoción tan básica y simple como el miedo, es imperativo que exista un contraste.  Sin contraste entre cada escena, llega un punto en donde los sustos se vuelven predecibles y cansinos, y de eso padece esta película, de pronto se vuelve muy predecible, el espectador se acostumbra a los sustos, ya no existe novedad, a mí me perdió la segunda mitad.

ABUSA EN EXCESO DE LA POCA LOGICA DE LOS PERSONAJES; Como dijimos arriba, una película de terror necesita de personajes con poca lógica, de aquellos “valientes” que cometan la locura de ir revisar de donde viene un ruido extraño, o se metan en la habitación más oscura. Son cosas que las personas normales no haríamos, o al menos aquellas que vemos películas de horror no haríamos, quiero suponer que este tipo de personajes jamás ven películas, pero el punto es que son necesarios para que podamos tener nuestra dosis de angustia. Pero a veces llega un punto donde abusar de este recurso ocasiona molestia en el espectador, por ejemplo aquí los personajes constantemente repiten ese comportamiento, hasta el punto de que te preguntas ¿es en serio? ¿Otra vez? Se pierde la noción del realismo al ver personajes cometer decisiones tan estúpidas una y otra vez.

EN EL FONDO, NO NOS HABLA SOBRE ALGO EN ESPECIAL; Lo que separa a un clásico de una película palomera, es la manera en que su temática sigue resonando en nuestra cabeza una vez que prenden las luces.  Annabelle 2 es una simple historia de horror sobrenatural que nomás tiene como objetivo mostrarnos como sus personajes se salvan de la diabólica muñeca, pero no hay nada más. Por ejemplo, si ves El Exorcista, observas que es un filme que juega en dos niveles, uno en el aspecto superficial, lleno de sustos y amenaza para sus personajes; pero también juega en otro en donde te hace cuestionar la naturaleza tan cruel de esos eventos, y la creciente pérdida de la fe, son cuestiones que hacen que la película funcione a nivel psicológico, al final de cuentas lo perturbador no son los sustos, es el contexto y lo que está en juego para sus personajes. En Annabelle los personajes no tienen un desarrollo orgánico, logran simpatizarnos pero no existe el material que nos haga pensar que hay algo más grande en juego.

CONCLUSIÓN:

Annabelle 2: La Creación tiene más en común con los dos filmes de El Conjuro que con su predecesora, y de entrada eso ya es una gran victoria. El problema es que jamás trasciende como algo más, llega un punto en el que se cicla en los mismos trucos para asustarnos, volviéndose anticlimática y predecible. Es una experiencia palomera que cumple pero no va más allá, no resuena en nuestra mente una vez que termina.

Calificación: 3.0/5.0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s