Critica de DEADPOOL 2.

 DEADPOOL 2

Hacer secuelas de películas muy queridas por el público es un reto de dificultad muy elevada, siempre hay una línea bien delgada que no hay que cruzar. Por un lado deben hacer cosas nuevas sin separarse tanto de los elementos que nos hizo amar a la original.  Y por otro lado no pueden parecerse tanto a la original, porque las comparaciones y la falta de novedad también cuestan caro con el fanático actual.

He de confesar que la primera Deadpool fue una película que me agrado a secas, aunque en teoría es muy divertida y otorga esa frescura que necesita un género saturado de Universos Cinematográficos, en trama es demasiado simple como para guardarle un cariño especial. Sin embargo, Deadpool 2 me ha agarrado desprevenido, no tenemos una historia espectacular ni nada por el estilo, pero desde el punto de vista del entretenimiento si es todo a lo que debería aspirar una experiencia cinematográfica de este tipo.

(ESTA CRITICA CONTIENE SPOILERS, SI NO LA HAS VISTO Y SI ERES DE ESAS PERSONAS QUE SUELTAN MUCHA BILIS CUANDO LOS LEES, DETENTE AQUÍ).

¿De qué trata?

 

Si el primer filme básicamente era una historia de amor a la bella y la bestia, en la que el antihéroe buscaba encontrar la manera de dejar de ser feo para poder volver a los brazos de su amada. Deadpool 2 es una historia de redención mezclada con viajes del tiempo que nos recuerdan a Looper y Terminator. Después de que la cruzada de Wade Wilson (Ryan Reynolds) tiene una recompensa trágica cuando Vanessa (Morena Baccarin) es asesinada justo el día en que los dos planeaban tener familia. Deadpool se une a Coloso y los X-Men para encontrarle sentido a su vida, llevándolo a una aventura que lo hará proteger a un niño gordito mutante y resentido (¿mencione asesino en potencia?) de un mercenario biónico del futuro llamado Cable (Josh Brolin), el cual busca asesinar al niño para evitar que su familia muera en el futuro.

LO BUENO:

LA TRAMA EN REALIDAD TRATA DE ALGO; Muchos podrán decir que estas películas simplemente se tratan de muchos chistes irreverentes, balazos y trancazos al por mayor, pero independientemente del género, toda historia necesita tener algo que decir.  Y por esa razón, Deadpool 2 trasciende más que su predecesora. A pesar de que el personaje de Deadpool continúa siendo el mismo imbécil lleno de sarcasmo y encanto, su arco narrativo lo pone en una cruzada más noble que sus bajos principios, y eso otorga más espacio para desarrollar al personaje dentro de toda esa comedia, la redención le da esa satisfacción emocional a esta historia.

NO TIENE UN VILLANO PRINCIPAL; Quizás digas: “¿Pero qué barbaridades dices?  ¿Cómo no tener un villano principal le hace bien a un filme como estos?”. Suena descabellado, pero creo que en películas como Deadpool en las que los reflectores están puestos sobre un antihéroe irreverente que navega por una línea muy gris de moralidad, es muy difícil lograr un villano satisfactorio, ya que no existe ese contraste para hacerlo brillar. Uno de los puntos más flojos de la primera Deadpool fue su villano, y el hecho de que aquí no nos enfoquemos en un villano es una bendición.

Aunque su trama es primordialmente cómica, el conflicto presentado aquí involucra principalmente a dos fuerzas grises que buscan hacer un bien mayor a su modo, sin embargo el hecho de que una de estas dos fuerzas tenga que perder, proporciona un drama irresistible que no te quieres perder. Cable necesita matar a ese niño para salvar a su familia, Deadpool necesita salvarlo para honrar la memoria de Vanessa, las dos razones en cierto modo tienen validez y verlas colisionar le da suficiente combustible a la trama para tenernos involucrados por dos horas.

LOS NUEVOS PERSONAJES SON FABULOSOS; Con el doble de presupuesto, Deadpool 2 nos ofrece una historia que expande en tamaño la cantidad de sus personajes, y lo hace agregando en su mayoría a personajes memorables.  Josh Brolin quien es Thanos de tiempo completo en Avengers Infinity War, deja un poco de tiempo para interpretar a Cable, quien tiene una motivación interesante y una química fascinante con  el mercenario de boca floja. Pero el personaje que más sorprende por su encanto y comicidad es Domino, una mercenaria con el “superpoder” de la suerte, la cual es interpretada por la preciosísima Zazie Beetz, simplemente cada escena que tiene es completamente suya.

LA ACCIÓN ES MEJOR Y MÁS GRANDE QUE EN SU PREDECESORA; Más grande, más explosiva, más riesgos, más conflicto, son adjetivos a los que siempre aspiran las segundas partes. Deadpool 2 tiene muy buena escuela en cuanto acción se refiere, uno de los directores de la aclamada John Wick toma la batuta de esta aventura, y el resultado se nota. Las escenas de acción tienen ese frenetismo culposo que sabe deleitar, y por supuesto están unas impresionantes secuencias que aprovechan toda su capacidad cinematográfica para mezclar balanceadamente acción y comedia. Aplausos para la escena del convoy.

LAS REFERENCIAS A LA CULTURA POPULAR SON MÁS SUTILES Y VARIADAS;  Aquellos amantes de las referencias a la cultura popular, estarán felices por la lluvia de burlas y referencias que encontraran aquí. Desde Star Wars, Terminator, DC, Marvel y hasta una que otra broma para aquellos que amamos seguir el boxoffice (taquilla). Deadpool 2 mantiene aquella libertad de burlarse de todas ellas, e inclusive de ella misma. Mención especial porque contiene el mejor cameo (si parpadeas en el momento incorrecto, te pierdes de ver a Brad Pitt), y las mejores escenas post-créditos de una película de comics.

LO MALO:

EL CLIMAX ES LO MÁS FLOJITO DE LA PELÍCULA; El conflicto de Deadpool contra Cable es una de las mejores cosas de la película, pero quienes han leído los comics saben que eventualmente eso llega a su fin para dar paso a una alianza entre los dos. Cuando eso sucede en Deadpool 2, gran parte de ese conflicto atractivo se desvanece, y nos enfrentamos al típico desenlace de este tipo de películas. Se agradece que el obstáculo se sienta más a Volver al Futuro que a película de comics, pero la manera en que se resuelve el clímax es de esos en los que no conviene escarbarle demasiado porque se pierde toda lógica; no es algo en lo que esté totalmente en contra porque se van por la ruta emocional, pero si es lo más débil de toda la película.

CONCLUSIÓN:

Me encanto Deadpool 2, y eso viene de alguien que no alabó a la anterior.  A diferencia del primer filme, aquí existe una historia que a mi gusto ofrece un mejor conflicto y una mayor satisfacción emocional. Tiene grandes dosis de acción frenética, excelentes personajes nuevos (ame a Domino), y tiene la cantidad balanceada de estupidez que uno puede soportar, esencialmente es todo lo que le puedes pedir a una película palomera.

Calificación: 4.5/5.0

Si te gusto este artículo, síguenos en tus redes sociales y no te olvides de dejarnos tus comentarios.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s