Critica de VENOM

En una época en la que la crítica y los fans están en más desacuerdo que nunca, no queda otra manera de descubrir si el filme en realidad será para ti hasta que lo veas con tus propios ojos.  Yo fui a ver Venom esperando encontrar una de las peores películas basadas en comics de todos los tiempos, y lo que encontré fue una historia que por ocasiones raya en la estupidez, pero que de manera sorpresiva me ha divertido bastante.  Pero no nos adelantemos y vayamos por partes…

¿De qué trata?

Este spin-off de uno de los personajes más emblemáticos de El Hombre Araña, cobra vida en una realidad alterna en la que no existe el superhéroe arácnido. Aquí Eddie Brock (Tom Hardy) vive con su novia (Michelle Williams) en San Francisco haciendo  capsulas periodísticas que le han otorgado cierta popularidad por su estilo ácido y directo de entrevistar a gente poderosa. Cuando su jefe le pide que entreviste a Carlton Drake (Riz Ahmed), un magnate de una mega corporación  dedicada a la bioingeniería, este expone su dudosa reputación que lo vincula a oscuros rumores de experimentación ilegal en personas. Esta osadía le termina costando su trabajo y su novia. Pero esta no sera la única vez que sus caminos se crucen, mientras el billionario Carlton Drake se dedica a buscar un anfitrión para unos simbiontes que ha traído del espacio, este ignora que sus ambiciosos intentos lo llevaran de vuelta a Eddie Brock.

LO BUENO:

EL EXTRAORDINARIO CASO CARISMÁTICO DE TOM HARDY; Si esta película funciona parcialmente, es por Tom Hardy, quien nos deja en claro que es de esos actores que pueden sostener una película por ellos mismos aun si el argumento de la historia es mediocre. Su interpretación como Eddie Brock tiene una mezcla entre salvajismo y personaje esquizofrénico pero aun así nunca deja de ser encantador y divertido. Sus escenas tratando de ajustarse al simbionte son lo mejor de la película, y por alguna razón me recordó a la interpretación de Vincent D’Onofrio como el hombre cucaracha en Hombres de Negro. Seamos sinceros, nos haya gustado o desagradado esta película, si hacen una secuela, seguramente la veremos porque este sujeto sabe dar un gran espectáculo.

EL HUMOR MANTIENE A FLOTE LA TRAMA; Cuando mencione arriba que Venom tiene una historia estúpida, es porque en realidad algunos de los personajes atraviesan por situaciones verdaderamente estúpidas, sin embargo, es de esos bizarros casos en donde una película hace algo tan mal, que irónicamente acaba convirtiéndose en una de sus principales virtudes. Yo me reí mucho con la película, y lo curioso aquí es que no sé si el humor o no haya sido intencional, el caso es que Venom brilla durante la segunda mitad del filme por su humor negro, y ayuda darle ritmo a un historia que por momentos parece pausada. La relación entre Eddie y Venom es tan divertida que bien podría ser la versión cómica de la relación que Tyler Durden tenía con el personaje de Edward Norton en El Club de la Pelea.

LO REGULAR:

LAS ESCENAS DE ACCIÓN SON UN VOLADO AL AIRE; Las adaptaciones cinematográficas de comics siempre tendrán la obligación de proveer adrenalina y emoción al espectador por medio de sus escenas de acción. Desde los avances, se sabía que esta película iba a enfocar sus mejores esfuerzos ahí. Pero el resultado final, no fue realmente así. Venom tiene muy buenas escenas de acción, pero también tiene escenas que son un completo desastre arruinadas por sobredosis de CGI. Eso sin mencionar la inconsistencia con la manera en que están filmadas algunas escenas de acción, y es que por momentos se nota que el director tenía toda la intención de darnos una película con clasificación R, haciendo más evidente como se contiene, lo cual es una tragedia tomando en cuenta que es una época en donde tenemos a Deadpool y Logan. Curiosamente lo más emocionante en cuanto a acción se refiere lo vemos en el segundo tercio de la película, que básicamente es una vibrante e intensa persecución por las empinadas calles de San Francisco.

LO MALO:

EL GUION ES INDECISO RESPECTO A QUE QUIERE SER; Esta es una película con una historia que batalla para encontrar su identidad. Durante la primera hora, el guion no se decide si es una historia de ciencia ficción, de horror, una comedia, una historia de amor. Digo, la mayoría de los filmes de superhéroes toman elementos de muchos géneros cinematográficos, pero se apoyan de ellos para hacernos entender las motivaciones de los personajes y del rumbo al que se dirige la historia. Venom es inconsistente en ese sentido, y tarda mucho para que los personajes y la trama colisionen entre sí.

NO EXISTE UN DESARROLLO DE PERSONAJES; Y aquí es donde la película comete su peor error. Podremos decir que nos fascina Venom, que nos agrada Eddie, y que nos gusta su ex novia, porque los tres son carismáticos, dicen cosas graciosas, y porque hay química entre ellos. Sin embargo, no sentimos empatía por ninguno, porque nunca entendemos a donde van, y que los motiva a hacer lo que hacen, no hay un arco narrativo que nos explique porque Venom de pronto quiera obedecer a Eddie Brock. El personaje menciona porque, pero tu como espectador no lo sientes porque nunca ves ese proceso.  Venom es una película con muchos personajes con estilo pero fallan en generar empatía. El súper villano protagonizado por Riz Ahmed, es uno de los personajes más genéricos y olvidables de los últimos años, lo cual es una pena porque es un buen actor.

EL DESENLACE GENÉRICO Y SU SOBREDOSIS DE CGI; Muchas películas de superhéroes hoy en día creen que lo que hace genial a una batalla final, es dar una escala gigantesca de destrucción y puñetazos al por mayor. Pero se olvidan de que el ingrediente más importante está en la construcción previa a ese momento. Aquí el desenlace se presenta de la manera más abrupta posible, en donde un protagonista sin motivaciones claras, se enfrenta a un villano al cual conocemos muy poco. El enfrentamiento no se siente personal, e irónicamente toda esa avalancha de efectos especiales genera un reburujo a la vista. A veces menos es más.

CONCLUSIÓN:

En efecto, Venom está lejos de ser una obra maestra, pero para sorpresa de muchos, tampoco es el bodrio de proporciones épicas que muchos habían dicho. Es inconsistente, tiene actores desaprovechados, y un guion por momentos tonto, pero es innegable que Tom Hardy hace posible que esta película no sea un desastre. No es una película que vaya a ser recordada en años venideros, pero ciertamente tiene esa dosis palomera para entretenerte un rato.

Calificación: 2.5/5.0

Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales y no te olvides de seguir a Carculias Record en Facebook.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s