Critica de HALLOWEEN (2018)

Es un hecho, lo que deja de estar de moda, siempre encontrara la manera de regresar de un modo que nos haga sentir que estamos viendo algo refrescante. El slasher es un subgénero de horror que tuvo su segundo auge en la década de los noventa y desde entonces se fue apagando, mientras que el cine de terror paranormal llego para abarcarlo todo, o al menos así ha sido en esta década con centenares de películas sobre posesiones, casas embrujadas, monstruos de otras dimensiones, etc. Y si no me creen, échenle un vistazo a la taquilla de Halloween, la cual debuto en su primer fin de semana con más de $75 millones de dólares, dándole el segundo mejor estreno del genero de horror de todos los tiempos, el slasher regresa para refrescarnos del horror paranormal.

Tengo que admitirlo de inicio; yo soy una persona que AMA (así es, con letras mayúsculas) el filme de John Carpenter, sin embargo no tengo ningún aprecio por alguna de las nueve entregas que vinieron después.  Así que cuando supe, que se cocinaba una nueva película de Halloween que planeaba ignorar todas las secuelas, y que además traía de regreso a John Carpenter como consultor, no pude evitar sentir demasiada expectativa. Y a primera hora yo estuve ahí dispuesto a ver la continuación de una historia que inicio hace 40 años, aclaro también que me he tardado en escribir este artículo porque necesitaba aclarar mis ideas respecto a lo que me gusto y lo que no. Lo único que puedo adelantar es que en efecto, Halloween del 2018 es la mejor película de Michael Myers después de la original, pero la verdad es que tampoco era algo difícil de lograr.

¿De qué trata?               

Cuarenta años después de los eventos de aquella fatídica noche de Halloween de 1978 en la que Michael Myers escapó del hospital psiquiátrico y asesinó a varias niñeras. Unos periodistas que investigan los eventos que hicieron famoso al pueblo de Haddonfield hace cuatro décadas, visitan el hospital psiquiátrico con la intención de entender la psique del misterioso asesino, sin saber que su visita despierta de su trance al instinto homicida del loco más famoso del pueblo.

Por otro lado, también somos testigos del resultado de una vida impactada por el trauma, Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) es ahora una mujer que ha pasado sus últimos cuarenta años obsesionada con prepararse para el regreso del hombre que la hizo enfrentarse con el lado más horrible de su destino, dejándola con una estela de fracasos familiares a lo largo de su vida. Pero cuarenta años después, la vida le dará la oportunidad de revancha, la oportunidad de volver a enfrentar su mayor temor.

LO BUENO:

LA ACTUACIÓN DE JAMIE LEE CURTIS ES FENOMENAL; Halloween es una franquicia de terror que se distingue de Viernes 13 o Pesadilla en la Calle del Infierno por una sencilla razón; no solo su asesino es icono dentro de la saga, también su protagonista lo es. Esta es la quinta vez que Jamie Lee Curtis interpreta a Laurie Strode, solo que esta vez el giro es muy distinto. Quizás lo más comparable a esta versión del personaje podría ser su interpretación en H20, porque en ambas nos muestran a una mujer que sufre las consecuencias del estrés post-traumático, pero a diferencia de aquella versión, aquí Laurie Strode se ha preparado durante esos cuarenta años, aunque en el proceso ha alejado a su familia. Su obsesión la ha llevado a perder personas importantes, convirtiéndola en una persona más frágil pero a la vez muchísimo más dura, en algunas partes me recordó a Sarah Connor de Terminator 2 o Ripley de Aliens, en donde la heroína tiene que revivir el trauma para poder cerrar un doloroso capitulo que la ha atormentado por años. Es una gran reinvención del personaje, ella espero a Michael por 40 años, y también el público ha esperado cuarenta años para poder ver esta confrontación entre ella y Michael.

CONVIERTEN UNA HISTORIA PERSONAL EN FAMILIAR; Lo diré desde ahorita, y más abajo entrare en detalles;  no me gustaron los nuevos personajes, excepto la hija y nieta de Laurie Strode. Las actrices Judy Greer (a quien amó, no sé porque), y Andy Matichak interpretan a madre e hija, ambas descendientes de la reina del slasher, Laurie Strode. El drama entorno a una familia que esta fracturada por el trauma insuperado de la abuela da un contexto interesante a la película, pero no es hasta que estalla la matanza de Michael que esta relación de tres generaciones cobra mayor importancia.

EL ESPÍRITU DEL FILME ORIGINAL ESTA DE REGRESO;   El problema con la saga de Halloween nunca fueron los clichés ni la falta de lógica, pero si la poca consistencia entre cada película. Podríamos decir que Halloween 2 es la única que mantiene aquella vibra de consistencia con la original, excepto porque la mitad de la película toma lugar en un hospital. H20 era divertida y palomera pero en estilo, era otra Scream que incluía a Michael Myers. Rob Zombie hizo su propia versión humanizando a un bruto gigantesco, quitando de la receta el mejor ingrediente de la versión original. Halloween del 2018 para bien o para mal utiliza muchas referencias al filme original, y en otros casos filma escenas que riman con su antecesora, nunca una secuela de Halloween había vuelto a repetir esa atmosfera de cotidianidad, y vendernos la idea de que lo que vemos en pantalla en realidad podría ser en cualquier vecindario, y por supuesto, ayuda muchísimo el hecho de que la música de la película fue hecha por Johh Carpenter y su hijo, así que toda la vibra de la original se siente aquí.

LA DIRECCIÓN DE DAVID GORDON GREEN ES SOLIDA; A pesar de su nula experiencia dentro del género de terror, Gordon Green toma decisiones muy artísticas que nos hace recordar el enfoque que John Carpenter le dio a la película original.  El primer acto del filme lo lleva de una manera muy gradual y lenta, pero lo compensa alimentando nuestra expectativa, aunque sabemos a dónde va, sabe construir expectación en torno a eso. Y sus decisiones artísticas se agradecen, a la mitad del filme hay un plano secuencia asombroso en el que vemos a Michael Myers iniciar una matanza en un vecindario, visualmente es de lo mejor que ha visto la franquicia, porque fuera de asombrarnos con su brutalidad, sirve para comunicarnos la conducta impredecible del personaje. Mientras el Halloween de John Carpenter jugaba con los tiempos, y montaba el suspenso entorno a nuestra idea de creer saber cuándo actuaria el personaje, esta secuela juega pero con nuestros deseos de entender al personaje, nos hace cuestionar porque a ciertas personas las mata y a otros no, sin darnos nunca una respuesta clara, lo cual es excelente.

EL DESENLACE NOS DA LO QUE HABÍAMOS QUERIDO; Si eres fanático entonces entenderás la analogía, Halloween del 2018 se nos vendió a los amantes de la original como una pelea de box; Laurie Strode contra Michael Myers. Venden lo que queremos ver, la colisión de dos polos opuestos pero en una nueva situación. Los realizadores de esta película entienden eso, y nos dan un tercer acto cargado de suspenso y adrenalina que hace ver la confrontación de H20 como un juego de niños, aquí hay un sentimiento legítimo de desesperación y ansiedad que se disfruta por lo personal de la situación. Es tensión y suspenso que nos recuerdan al clásico escenario de la presa intentando cazar a un depredador que la acecha.

LO REGULAR:

MICHAEL MYERS ES BRUTAL OTRA VEZ, PERO SE EXTRAÑA SU COMPORTAMIENTO ACOSADOR; La principal razón del porque vemos esta película, es por ir a ver a Michael Myers en acción, y en cierto modo no decepciona, aquí Michael vuelve a ser esa fuerza de la naturaleza que se mueve fuera del entendimiento y lógica, y regresa más brutal que nunca. La primera escena del filme (que ya nos spoileo el tráiler) en donde le muestran la máscara en el psiquiátrico es de antología; mientras el parece no inmutarse, los demás pacientes parecen notar como despierta su maldad una vez más. Pero tengo un problema, y es que para mí lo que lo hacía verdaderamente aterrador al personaje no era el hecho de que fuera un asesino (de esos hay muchos en el cine), sino esa paciencia para espiar y acosar a sus víctimas de manera enferma. Aquí no “stalkea” simplemente va en modo de maquina asesina, atacando a diestra y siniestra, y aunque es más brutal, de ninguna forma logra hacernos sentir esa incomodidad constante que nos transmitía en la película original.

LO MALO:

LOS PERSONAJES SECUNDARIOS SON CARNE DE CAÑÓN GENÉRICA; Tristemente así suelen funcionar los slashers, y también es la razón por la cual la mayoría de estos filmes nunca trascienden más allá del género. Los realizadores de estas historias no suelen esforzarse en que nos importen los personajes, y yo creo que una muerte en pantalla siempre debería de impactarnos, pero eso no es posible si nunca sentimos un poco de empatía por los personajes. La tensión se genera por el miedo a que le pase algo a un personaje que nos importe. Esta película tiene muchos personajes que no nos interesan en lo absoluto, especialmente esos adolescentes que se dividen entre los detestables y los gigantemente insípidos.

EL SEGUNDO ACTO ES LO MÁS FLOJO DEL FILME; Mezclemos a la mayoría de los personajes aburridos, minimicemos el tiempo de Laurie, su hija y su nieta, y luego agréguenle un giro sorpresa que lejos de sorprender hará que los espectadores volteen los ojos hasta la nuca, y como resultado obtendrán, el segundo acto de Halloween. La película es mejor cuando se enfoca en los jugadores principales, cuando no, es una película demasiado genérica que se enfoca en personajes poco interesantes, y quizás lo que más lo afecta es la manera tan inverosímil de dirigir la historia a la confrontación final.

CONCLUSIÓN:

Seamos honestos, a los slasher no podemos exigirles demasiado (Halloween de 1978 es de las pocas excepciones a esa regla). Para disfrutarlos, este tipo de filmes requiere que les perdonemos la poca lógica que tienen algunos personajes, y muchos clichés que vienen con el paquete. Y por esa simple regla, debemos aceptar el buen trabajo que hace esta nueva entrega de Halloween, la cual es por mucho la mejor entrega que nos han dado desde 1978. Es verdad que no es ni la mitad de aterradora que el filme original y no es una gran película per se, pero también es verdad que nos regresa la atmósfera mundana llena de suspenso que pedíamos a gritos desde hace mucho. Hay muertes vistosas, hay una dosis decente de suspenso, sabe preparar una confrontación, logra rimar muchas escenas con el filme original, y sobre todo es una película palomera que queda perfecta para Halloween.  Diría que es un final adecuado para la franquicia, pero con esa taquilla todos sabemos que vendrán más.

Calificación: 3.5/5.0  

Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales y no te olvides de seguir a Carculias Record en Facebook.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s